A raíz de los bajos precios internacionales por  la diversificación en la comercialización local del aceite de palma impuestas por regulaciones desacertadas, y además, las importaciones del país vecino, Ecuador, la rentabilidad del sector se ha venido deteriorando. Aunque la producción se ha mantenido constante respecto a 2017.

La caída de la cotización Bursa Malasia para el aceite de palma crudo registró una caída de 9,2%, al pasar de USD 629 por tonelada en 2017 a USD 571 por tonelada en 2018. Para noviembre de 2018, alcanzó un mínimo histórico de cotización en sus últimos años, al caer su precio a USD 469 por tonelada.

2018 fue uno de los años más complicados para la palmicultura

“El 2018 fue duro para el sector por la caída en los precios internacionales y el desorden de la comercialización local de la agroindustria. Como consecuencia,  el valor de la producción del sector palmero (aceite de palma crudo y almendra de palma) registró una contracción de 9 %, al pasar de $3,7 billones en 2017 a $3,4 billones en 2018.

Lo anterior afectó al sector palmero, a pesar de esto los palmicultores no deben olvidar que el aceite de palma es un commodity, y la volatilidad de sus precios es algo con lo que se debe lidiar a largo plazo”, afirmó Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma.

Producción se mantiene estable

La dinámica productiva fue asimétrica en la región norte, central y suroccidental de Suramérica, las cuales experimentaron crecimientos de 7 %, 5 % y 13 % respectivamente. La zona oriental, que es la de mayor tamaño en área sembrada, experimentó una contracción productiva superior a 7 %”.

“Colombia es el primer productor de aceite de palma de América y alcanzó un récord de producción de 1.629.596 toneladas en 2018, un incremento menor de 0,2 % a diferencia del  40% en 2017. Este freno de la producción nacional obedece a los efectos rezagados del Fenómeno de El Niño de 2015”, enfatizó Mesa Dishington, vocero de los palmicultores.

El presidente ejecutivo de Fedepalma indicó que el sector palmicultor ha ido incrementando sus exportaciones (el 53% de la producción total del país), ese aumento se debió a la baja participación en el mercado local por el incremento de importaciones de aceite de palma que se debe a:

  • Mal manejo en los precios del biodiesel.-
  • La producción ecuatoriana viene afrontando problemáticas fitosanitarias y de sobrecostos en el cultivo de palma y comerciales, perdiendo el mercado Venezolano.

Preocupación en el sector palmero

El mercado europeo representa el 60% de las exportaciones del sector, allí, el aceite de palma se enfrenta a una campaña en contra de su consumo en usos comestibles, asociados a temas de sostenibilidad. Los productos suelen aparecer marcados con la etiqueta “libre de aceite de palma” en supermercados de diferentes países europeos, como Francia, Italia, España, Inglaterra, entre otros.