Las cifras de consumo anual per cápita de carne de pollo y huevo en el país llevan 9 años creciendo, alcanzando 33.8 kg de pollo y 294 huevos por persona en 2018. Además, este sector ha ganado gran terreno en la producción agropecuaria del país el cual tiene presencia en uno de cada tres municipios, genera más de 400.000 empleos formales, es el mayor contribuyente de impuesto de renta en el agro y tuvo un crecimiento en 2017 de 6.7% superior al 4.2% del sector agrícola.

Sin embargo, existen algunas situaciones en el país que preocupan a los avicultores. El primero es la Ley de financiamiento que propone gravar los componentes de la canasta familiar, que incluye el pollo y el huevo, con un IVA de 18%. Según el gremio este impuesto disminuiría 9.4% el consumo per cápita de huevo y 15.2% el de pollo.

Otro factor que dificulta la actividad del sector avícola es el estado de las vías terciarias del país, ya que hace más complejo el transporte del pollo y los huevos desde las granjas hasta los centros de distribución e incrementa los costos de transporte.

Por último, el gremio asegura que es importante fortalecer el tema sanitario para poder llegar a exportar, a través de una mayor asignación de recurso para el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) con el fin de tener un mayor control para evitar la propagación de enfermedades.