En los últimos años el sector industrial ha sufrido grandes transformaciones y dada la búsqueda de una ventaja competitiva que represente un mejor posicionamiento dentro de los mercados globalizados, los flujos de los productos a través de puntos de almacenamiento y alistamiento deben realizarse de la manera más ágil posible.

La gestión logística es un elemento clave para conseguir la eficiencia buscada. Dentro de la gestión de proyectos logísticos si algo ha revolucionado los modelos de distribución es el Cross docking. El cual se define como un sistema de distribución donde las unidades logísticas son recibidas en una plataforma de alistamiento y no son almacenadas sino preparadas para ser enviadas de la manera más inmediata.

Este sistema de distribución de mercancía tiene la ventaja de estar libre de almacenamiento, stock, bodegas y operaciones de picking, agilizando los procesos de consolidación de productor hacia los puntos de venta. Sin embargo, la rapidez que adquieren las actividades de empaque, desempaque y armado exige compromiso y trabajo en conjunto por parte de todas las áreas de la organización

 El cross docking, también llamado flow through, se puede efectuar en dos modalidades: directo, cuando los pallets son recibidos y siguen su curso hacia su destino, sin ser manipulados; indirecto, cuando las cajas son fragmentadas dependiendo de las necesidades del cliente, clasificadas y reetiquetadas para su envío final.

El proceso comienza cuando las entregas son empacadas por el productor de acuerdo con los pedidos realizados por sus clientes finales. Si el proceso es directo, el centro de distribución no tendrá la necesidad de cambiar los empaques, solo deberá identificar la mercancía y enviarla a su destino final.

En el caso de utilizar el sistema indirecto, el distribuidor, que cuenta con espacio, personal y tecnología adecuada, desconsolida la carga para clasificarla y si es necesario anexar otros productos, empacarla y etiquetarla antes de ser enviada.

La elección de la modalidad depende del tipo de producto, su manipulación, del tiempo en que debe ser entregado y del volumen de la producción. Estos aspectos deben tenerse en cuenta en la planeación.

Una vez tomada la decisión de implementar el cross docking, el productor debe contar con la garantía por parte del centro de distribución sobre aspectos como el manejo de la información, seguridad en la manipulación de su mercancía y entregas a tiempo.

Ventajas

  • Mejoría del flujo y mayor rotación del producto.
  • Reducción de costos.
  • Mínimo empleo de capital destinado a inventarios.
  • Acertado empleo de recursos tecnológicos y humanos.
  • Reducción de pérdidas debido a la manipulación o vencimientos.
  • Cumplimiento y buenas relaciones entre el productor y el cliente.

Desventajas

  • Poca funcionalidad cuando es necesario desacoplar las diferentes operaciones del flujo o cuando son estacionales.
  • Si alguno de los agentes directos o indirecto que actúan en la operación incumple, el proceso se puede ver detenido.
  • El mayor riesgo es que se rompa la sincronización en algún punto de la cadena de abastecimiento. Si se rompe el flujo de materiales y se acumula producto, se generaría un cuello de botella.
  • Si no cuenta con una supervisión o evaluación adecuada pueden presentarse errores graves.
  • Si se falla en la selección para la distribución, el producto terminará en un punto muy distante al que debía llegar; esto se traduce en inoperancia, sobrecostos y puede ser la razón de la pérdida de un cliente, entre otros efectos.

Los productores-proveedores deben tener claridad en todo lo relacionado con la distribución del producto. La sincronización al interior del centro de distribución debe ser perfecta.

La información es básica en este proceso. Todo debe estar identificado y debe ser compartido por todos los actores involucrados. Un sistema de información óptimo permite la gestión exitosa de pedidos, la trazabilidad de los productos, el abastecimiento, el seguimiento de la carga y el control de los despachos. A pesar de esto, no se puede descuidar la confidencialidad y seguridad de los datos.

Información tomada de: Revista de Logística