Royal DSM —compañía multinacional activa en las industrias de la salud, nutrición y vida sostenible—, y Avril —grupo internacional de origen francés que produce soluciones para la industria agroindustrial—, se asociaron para producir una proteína a base de canola no modificada genéticamente.

La canola es una planta que tiene excelentes propiedades funcionales, un alto valor nutricional y un perfil de sabor equilibrado, lo cual la hace ideal para un alto rango de aplicaciones que incluyen alternativas de carne y lácteos, bebidas, productos horneados, barras y preparados para mezclar.

“Con 10 miles de millones de habitantes para 2050, los expertos predicen que la demanda global de proteínas de animal y a base de plantas aumentará, estas últimas de forma exponencial debido a los cambios dietarios. Mediante esta colaboración, Avril y DMS tienen la intención de unir fuerzas para contribuir, a través de la innovación, a la atención de la demanda”, manifestó el CEO de Avril, Jean Philippe Puig.

“Más personas están optando por dietas flexitarianas, vegetariana y veganas por razones personales, de salud o medioambientales. Con la experiencia de DSM, podemos soportar la producción de todas las formas de proteínas con los más altos estándares de sustentabilidad. Con Avril como socio, estamos en una posición única para servir a este mercado en crecimiento y esperamos poder ayudar a nuestros clientes a ofrecer alimentos y bebidas de gran sabor, saludables y sostenibles”, agregó Trish Malarkey, directora de Innovación de DSM.

La meta de los socios es desarrollar una fábrica de vanguardia dedicada completamente a la producción industrial de en la planta de Saipol, compañía parte del grupo Avril, en Dieppe-Francia. La disponibilidad comercial de la primera producción podría estar lista para finales de 2021.