“No cambiemos la comida que comemos, cambiemos la manera en que hacemos la comida que amamos comer”. Bajo esta idea nació The Not Company, ellos quieren empezar una nueva manera de alimentarnos, una que permita hacerlo mejor sin siquiera darnos cuenta.

Detrás de esta se encuentran tres chilenos: Karim Pichara, profesor del Departamento de Computación de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica; Pablo Zamora, doctor en biotecnología e investigador de la Universidad de California en Irvine; y Matías Muchnick, ingeniero comercial de la Universidad de Chile.

Durante una Ted Talk, Muchnick explica que al ver los ingredientes de un producto y darse cuenta que son una larga lista de elementos que uno no se imaginaría ver en un producto, decidió crear un emprendimiento de alimentos en el que pudo conocer más sobre la ciencia y tecnología, y así tener la llave para crear un sistema alimenticio desde cero, sin animales.

La idea era realizar productos solamente a partir de plantas, por lo que crearon una máquina que usa un computador artificial, pero para replicar algo primero hay que comprenderlo. La fórmula estaba en representar los alimentos y animales como información matemática desde su sabor, olor, color y conexión con los con componentes nutricionales, propiedades fisicoquímicas y composición molecular.

Desde un algoritmo de inteligencia artificial que busca patrones nació Giussepe. Estos patrones permiten detectar cuáles son las plantas que deberían combinarse para generar el sabor y la textura deseados.

Giussepe se entrena a partir de técnicas de aprendizaje de máquina que permiten buscar estos patrones sin la necesidad de analizar las infinitas combinaciones posibles, encontrando relaciones dentro de los datos suficientes para lograr aproximar sabores y texturas con precisión.

Muchnick finaliza diciendo “usemos la tecnología no para crear reforma sino para crear revoluciones”.