Un jefe de compras en el sector de alimentos es una persona que se encarga de compra de materia prima principal, secundaria y empaque bajo una base de calidad requerida y precio competitivo, hacer un análisis de mercado de materias primas para proyectos futuros, encontrar las mejores ofertas de los suministros que la empresa necesita ,entre otras funciones más específicas para cada organización.

Le puede ser útil: Tips para seleccionar el mejor empaque para su producto

Estas labores suponen ciertas características especiales que mencionamos a continuación:

1. Conocimiento: Es importante que en esta labor, la persona tenga un conocimiento amplio de los proveedores y las tendencias que operan en el sector y mercado alimentario. Así mismo es importante que se conozcan los requisitos y normas alimentarias para confirmar que los proveedores las cumplan.

2. Actualización y análisis: Un buen jefe de compras se actualiza constantemente con información de precios actualizados por material y producto en referencia a cada proveedor, debido a que esto puede suponer un ahorro de tiempo. Posterior a eso, se debe realizar un análisis de los costos de las materias primas, componentes o materiales.

3. Capacidad de negociación: Es importante que los jefes de compra tengan una alta capacidad y sociabilidad para negociar con los proveedores y lograr alianzas en las que se vean beneficiadas ambas partes.

4. Planeación y orden: La organización es clave al momento de ejercer esta labor, debido a que es necesario planificar los tipos de compra y los momentos de negociación con los proveedores.

5. Liderazgo: Es importante que sepa dirigir estrategias y al personal de su área o equipo de trabajo.

Como dato final, un buen comprador siempre debe tener como prioridad la calidad por encima de la cantidad, debido a que un producto en el sector alimentos que no sea bueno del todo no pasará los controles y acarreará problemas que pueden suponer más gastos.