El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural informó que se detectó un brote de esta enfermedad en un hato conformado por 18 animales en Sogamoso, Boyacá.

La cartera de MinAgricultura reportó este lunes un nuevo caso de fiebre aftosa. Esta vez en el departamento de Boyacá. “Dentro de un hato de 18 animales, una vaca mayor de tres años presentó signos clínicos: desprendimiento de epitelio de la lengua, salivación-babeo, entre otros, compatibles con la fiebre aftosa”, anunció el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia.

Valencia destacó que este evento sanitario tiene una conexión directa con el brote de esta enfermedad ocurrido en junio del año pasado y que puso en alerta al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Esta entidad hizo el control sanitario al ganado del país, que consistía en la limpieza y desinfección de los bovinos, así como también el establecimiento de una zona de contención en los departamentos de Cundinamarca, Boyacá -donde se presentó este brote-, Casanare y Arauca. Por tal motivo, y ante una posible confirmación de la reaparición del brote, el ICA expidió una resolución de cuarentena con el fin de restablecer lo antes posible la normalidad sanitaria.

MinAgricultura también estableció que de cara a la próxima vacunación de bovinos el 29 de octubre, se realizará un censo previo con los diferentes ganaderos del país para establecer un control en los distintos predios, identificando afectaciones y descartando más brotes. Esta cartera manifestó que se deben revacunar al menos 22 millones de cabezas de ganado.

Colombia no es el único afectado

Recientemente en Brasil se confirmó un brote. El hecho ocurrió en el estado de Mato Grosso. De esta forma, Rusia, uno de los mayores importadores de carne del país sudamericano, cerrará sus fronteras para el ingreso de derivados de este producto. Igualmente, Paraguay y Argentina anunciaron que reforzarán sus controles previendo una situación similar.

Crédito imagen: © Countrypixel- Fotolia