El giro de los consumidores hacia el cuidado del medio ambiente representa un reto para la industria de bebidas y alimentos, pues deben cumplir con los requerimientos de los clientes.

Los consumidores están cada vez más conscientes de sus responsabilidades para protegerlo, incorporan a su estilo de vida conductas consideradas “amigables”, como reducir el consumo de productos que atenten contra la fauna y la flora o que en su fabricación incorporen recursos no renovables.

Una de las empresas que ya implementa empaques amigables es Postobón que presentó su nueva botella fabricada con menos plástico. La botella Ecopack se usará para la presentación de Agua Cristal 300 mililitros, que también cuenta con una tapa fabricada con menos plásticos.

Este nuevo envase pesa 9,3 gramos, incluyendo la tapa. Esto significa pesa 1,2 gramos menos que la siguiente presentación de la misma categoría y tiene 56% menos de plástico que la botella actual de agua Cristal Pet 250 mililitros.

Esta no es la primera innovación que los fabricantes de empaques hacen para generar menos contaminación. Algunos cambio que se han evidenciado es la eliminación de las precintas en las tapas o el empleo de menos plástico en su elaboración.

Se ha descubierto que este elemento es tan importante que, según la Printing Industry Research Association, PIRA, en el mundo, las compañías invierten cerca del 10% de sus ingresos en estudios y desarrollo de los empaques ecoamigables para sus productos.


"“Postobón es una empresa responsable con el medio ambiente, por eso en nuestros procesos de innovación mejoramos los productos para nuestros consumidores y a la vez con el cuidado del planeta”. "
- Miguel Fernando Escobar