La reducción de azúcar es un tema al que se está enfrentando la industria de bebidas. Conozca la estrategia de producción de PepsiCo para reducir el azúcar en sus productos.

PepsiCo anunció recientemente que reducirá el contenido de azúcar en sus bebidas y grasas saturadas en comidas saladas en busca de reducir y prevenir la obesidad en los consumidores. Las entidades de salud solicitan estos cambios y la industria de alimentos y bebidas le apuesta a cumplirlo.

La productora de Pepsi, Gatorade y Tropicana tiene el propósito de reducir al menos dos tercios de azúcar y un máximo de 100 calorías para el 2025. También limitarán las grasas saturadas en sus snacks como papas fritas a un máximo de 1,1 gramos por cada 100 calorías.

La medida, que planea lograr introduciendo más bebidas cero y bajas en calorías y reformulando las actuales, se presenta mientras PepsiCo y su rival Coca-Cola están bajo una creciente presión por parte de expertos en salud y gobiernos que las acusan de alimentar epidemias de obesidad y diabetes.

PepsiCo dice que este es su objetivo global más ambicioso que el anterior de reducir el azúcar en 25% en determinadas bebidas de ciertos mercados para 2020.