Los consumidores buscan cada vez más marcas que adopten prácticas sostenibles y transparentes; y los empaques evolucionan justamente para coincidir con estas tendencias.

El empaque actual debe hacer algo más que proteger y transportar un producto en su interior, tiene que ser capaz de ajustarse al canal de distribución y mejorar la experiencia de consumo.

Según Nielsen, los consumidores de todo el mundo están priorizando compras de marcas que están comprometidas con generar un impacto social y ambiental positivo. Entre el 66% de los consumidores que están dispuestos a pagar más por productos sostenibles, un 72% prioriza compras de marcas en las que confían. El 51% de los Millennials revisan el envase en busca de información de sostenibilidad.

Conectarse con los consumidores en este nivel, es clave para construir lealtad a la marca en un entorno competitivo y dinámico. Y el empaque es una clave importante para esta ecuación.

A continuación, algunas de las principales tendencias mundiales para las empresas que están considerando incluir estas prácticas:

 

Transparencia y Autenticidad

Los consumidores de hoy demandan transparencia de sus marcas favoritas. Si bien algunas han dominado esta característica en el abastecimiento de las materias primas que componen sus productos, pocas han ido más allá, garantizando que el empaque elegido coincida efectivamente con los valores de su marca.

 

Adaptación para el comercio electrónico

A medida que más personas compran productos en línea, las empresas deben innovar para encontrar soluciones que protejan sus productos y, a la vez, minimizar el impacto del empaque con el medio ambiente.

En el mundo del comercio electrónico, se deben priorizar los empaques que hacen el trabajo lo más eficiente posible, ocupando la menor cantidad de espacio y con el menor desperdicio posible.

 

Innovación en Reciclaje

A medida que las empresas adoptan principios de economía circular, es crítico diseñar empaques con atributos de reciclabilidad para que las instalaciones de recuperación de materiales puedan clasicarlos y, por lo tanto, los mercados nacionales existentes puedan luego reciclarlos.

Fuente: packaginglatam.com

 

También le puede interesar: Empaques flexibles, ahora para alimentos esterilizados