A pesar de que las reglamentaciones del Programa de verificación de proveedores extranjeros (FSVP) estuvo vigente solo por cuatro meses durante el 2017, se pudo visualizar que esta normativa se colocó entre las 20 infracciones de inspección más frecuentes. Así lo afirmó Russell Statman, director ejecutivo de Resgistrar Corp., una empresa de consultoría que ayuda a las empresas a cumplir con las normativas de FDA.

La FSVP requiere que los importadores de EE.UU., no solo aquellos registrados con la FDA, desarrollen planes y supervisen el cumplimiento de las disposiciones de la Ley de Modernización de Seguridad Alimentaria (FSMA).

Ahora, con el vencimiento de la segunta fecha límite para cumplir con la FSVP en marzo de 2018, se cree que más empresas seguirán incumpliendo con esta regla. Hasta el año pasado, la FDA no inspeccionó a los importadores estadounidenses a menos de que fueran empresas procesadoras de alimentos. “Con el advenimiento de FSVP, los importadores ahora serán introducidos en este proceso mientras la FDA inspecciona el cumplimiento de la nueva regla” afirma Statman a la revista Food Quality & Safety.

El año pasado, la Oficina de Asuntos Regulatorios de la FDA publicó los resúmenes de las inspecciones rutinarias de campos y actividades de aplicación que se llevaron a cabo durante el 2017. Allí, se pudo concluir las áreas principales en las que fallan las empresas respecto a esta normativa, mientras se estudiaba el cumplimiento de la FSVP. Esto fue lo que se encontró:

La falta de detección efectiva de plagas es una de las actividades que no hace la industria de alimentos a tiempo. No se toman las medidas efectivas para proteger contra la contaminación por plagas las áreas de producción de alimentos. Se visualizaron 541 violaciones a la norma.

Tampoco se monitorea las condiciones y prácticas de saneamiento con la frecuencia suficiente para cumplir con las Buenas Prácticas de Manufactura actuales. Incluye condiciones de superficies en contacto con alimentos y medidas para prevenir la contaminación cruzada (516 violaciones).

Además, la limpieza de la planta no es la adecuada. No se realiza de la manera que permita un saneamiento o mantenimiento adecuado. 368 violaciones.

No se hace una implementación del plan HACCP. Según el estudio, los fabricantes de mariscos o jugos no implementan procedimientos en sus planes HACCP. 162 violaciones.

Por otro lado, no existen precauciones razonables como controlar el tiempo y la temperatura del procesamiento de alimentos o controlar la congelación y el procesamiento del calor. (146 violaciones).

La FSVP obtuvo 108 violaciones. Ante esto la FDA asegura que la FSVP lo que requiere es que los importadores estadounidenses verifiquen que los alimentos que importan cumplan con los mismos estándares de seguridad que los artículos producidos en el país. Para ello, deben cumplir con la normativa FSVP, que a su vez incluye un análisis de riesgos, una evaluación del riesgo y el desempeño del proveedor, un plan de acción correctiva, entre otros.

Información tomada de: http://www.foodqualityandsafety.com/

También le puede interesar: Higiene personal de los operarios, factor fundamental para la inocuidad