Recientemente se realizó en Vancouver (Canadá) la Cumbre Global del Foro de Bienes de Consumo 2019 (CGF, por sus siglas en inglés). Allí se reunieron cerca de 1.000 ejecutivos representantes de compañías de la industria alimentaria, de segmentos minorista, de fabricación y servicios, para poner sobre la mesa de discusión las tendencias y desafíos de este sector industrial.

Una de las principales temáticas en relación a la producción debatidas fue la tecnificación industrial —como la Inteligencia artificial (IA), la robótica, la analítica de datos o la información en la nube— , el reciclaje de productos químicos,  agricultura inteligente y monitoreo satelital, entre otros.

Estas tecnologías y su introducción a los flujos productivos se analizaron bajo la mirada de la sostenibilidad ambiental, generando un llamado a repensar la forma en que consume recursos. El presidente y CEO de McCain, Max Koeune, expresó su preocupación por el crecimiento de las poblaciones, lo que tendrá implicaciones para el uso de la tierra, las emisiones de gases de efecto invernadero y el agotamiento del agua. “Los negocios como siempre no son una opción”, expresó.

En esa misma línea, Galen Weston, presidente ejecutivo de la cadena de supermercados canadiense Loblaw, se centró en el desafío de los residuos plásticos, destacando las iniciativas que están tomando muchos minoristas en toda la industria, así como las innovadoras empresas de reciclaje.

Le puede interesar: Tendencias de la industria: clave en ExpoIAlimentos 2019

Por otra parte, el perfil de los consumidores para implementar estrategias también fue uno de los temas que se trataron durante la CGF. Al respecto,Mark Schneider, CEO de la gigante multinacional Nestlé, se refirió a la identidad de la marca, más allá de las metas financieras. Por su parte, Solitaire Townsend, la cofundador de la agencia internacional de estrategia de sostenibilidad, Futerra, como referencia a los millenials (años 90) y generación Z (años 2000, principio de siglo, en la que para él la segunda es más “honesta” al buscar y prefererir que las empresas de los productos que consumen son transparentes con lo que ofrecen.

Una de las conclusiones del CGF, respecto a las audiencias, fue involucrar a la generación Z y los millenials: la industria acordó la importancia de establecer sinceridad y confianza para ganar el apoyo de los clientes.