Forbes, la prestigiosa publicación de economía, finanzas y negocios, publicó recientemente la actualización del listado de las empresas con mayores ganancias del mundo. Una cuarta parte de estas empresas están ubicadas en Estados Unidos, y la industria de alimentos representa cerca del 5.5 % de estas compañías a nivel global.

Para este análisis se utilizó un sistema de puntaje compuesto de ingresos, ganancias, activos y valor de mercado. En el listado dividido por rubros de actividad económica se incluyen firmas dedicadas a la producción de alimentos y bebidas, y mercado de alimentos, de las cuales tan solo 25 de las 75 empresas  generaron USD 1.1 millón de billones en ingresos el año pasado (2018), en comparación con los USD 749 millón de millones registrados en el año 2017.

Le puede interesar: las empresas de alimentos más influyentes en Colombia

Nestlé es el rey con el título de la empresa de alimentos más grande del mundo. Las ganancias esta firma, el año pasado, superaron los USD 10,3 millón de millones, aumentando 42 % sus ingresos. Nestlé saltó al puesto 42, seis puestos más que el año pasado, mientras que AB InBev cayó 28 puntos ocupando el número 69.

En el grupo de bebidas, las ganancias para los productores de cerveza disminuyeron un 45 %, logrando un total de USD 4.3 millón de millones el año pasado, nueve puntos porcentuales recuperados que en 2017. Otra gran caída proviene de Kraft-Heinz, que (como AB InBev) se combinó en una fusión de alto perfil liderada por 3G Capital. Cayó en el ranking a puesto 548, cuando en general ocupada en 126. El fabricante de queso crema Filadelfia y los cacahuetes de Planter ha tenido un año difícil: en febrero, anunció una reducción de USD 15 millón de millones.

El tercer lugar en el sector de alimentos y restaurantes es para PepsiCo, el mismo rango que ocupó en toda la industria el año pasado. Las ganancias en el fabricante de Kevita kombucha y Frito-Lay aumentaron un 157 %, el mayor incremento de cualquier compañía de alimentos en la lista.

Le sugerimos: marcas latinoamericanas en consumo masivo marcan la parada en el mundo