No importa el sector, o si se trata de una empresa grande o pequeña, de campo o de ciudad, o que la actividad sea tradicionalmente dominada por hombres; las mujeres aportan a las empresas de una manera integral, no sólo con su conocimiento y experiencia técnica, sino con su lado humano.

La cercanía a las personas, la empatía y  la sensibilidad que traen las mujeres a su lugar de trabajo,  se traduce en  un buen ambiente laboral y mayor productividad dentro de las organizaciones, por eso en Alpina, las mujeres líderes están presentes a lo largo de toda la cadena de valor.

Johanna Jurado Gonzalez, lidera la producción de la zona norte de Antioquia y gerencia la Planta de Entrerríos, una de las plantas más tecnológicas, innovadoras y la segunda más importante de Alpina. A su cargo tiene 286 colaboradores de los cuales aproximadamente el 96% son de la región.

La Ingeniera Industrial especializada en Gerencia Estratégica lleva 14 años en la compañía y 2 años y medio a la cabeza de la producción en Antioquia; sin embargo, su historia en la región se remonta 8 años atrás, cuando la operación de la planta inició y fue ella una de las personas designadas para acompañar a los Entrerrieños en este proceso de aprendizaje en algo completamente nuevo para ellos. La mayoría de los empleados de la planta, venían de trabajar durante toda su vida en el campo y los más pequeños recién habían terminado el colegio, razón por la cual a lo largo de seis meses estuvo apoyando la operación para garantizar su estabilidad, encontrando los medios para que todos en conjunto pudieran salir adelante en este nuevo reto.

Su cercanía a la gente y su gran liderazgo además de sus grandes capacidades y experiencia, fueron los motivos principales para convertirse en la primera mujer en Alpina a la cabeza de una planta de producción; y con una maleta en mano y acompañado de su familia, lo más importante en su vida, emprendió el nuevo desafío.

Desde su rol, Johanna ha visto como la compañía, Entrerríos y su gente han ido creciendo de la mano. Gracias al trabajo en equipo, la cercanía, la motivación para hacer que las cosas pasen, al empuje paisa, su compromiso y sus ganas de salir adelante, es que esta planta es una de las más grandes apuestas de la compañía de alimentos. En los últimos tres años, han invertido aproximadamente $70.000.000 en su crecimiento, gracias a esto, han podido contribuir al municipio generando nuevos empleos pero mejor aún, nuevas posibilidades para que sus habitantes vean en la producción, la forma de desarrollo y progreso de su región y cómo ellos pueden ser parte de él.

Hoy en día en Entrerríos, además de producir varios de los productos más icónicos e importantes de  la compañía como el Yogurt Griego, el cuál únicamente se produce en esta planta, abarcan la producción no sólo de Antioquia sino de la Costa y el Eje Cafetero, se han convertido en un referente para otras regiones del país pues constantemente buscan aportar y darle valor a la comunidad a través de la constante generación de empleo y el gran trabajo que hacen de la mano con entes institucionales del municipio en temas de educación para los jóvenes.

El liderazgo de Johanna se basa en el conocimiento y entendimiento profundo de las personas para ayudarlas a alcanzar un mayor desarrollo personal y profesionalmente. La sensibilidad de Johanna es fundamental para su rol en el área operativa, pero donde al igual que en toda la compañía, los protagonistas son las 286 personas que tiene a cargo, casi todas en su totalidad de la región.

“Es un equipo grande y muy talentoso, con mucha pasión para retarse día a día y lograr resultados excepcionales. Trabajar en equipo, escucharlos en el momento que ellos necesitan, mostrarles hacia dónde vamos, a dónde queremos llegar y cómo desde su rol están generando un impacto no solo para la compañía sino para su Municipio es lo más gratificante de mi trabajo”. Afirma Johanna Jurado, Gerente Entrerríos.

(También le puede interesar: 10 multinacionales que manejan el mercado global de alimentos)