La incorporación e implementación de inteligencia de datos por la industria de bienes de consumo y alimentos, puede ser el cambio de paradigma que ayude a mejorar las condiciones sociales y de salud de la población mundial.

Datos de la línea de producción

oficinas datos estadísticas ahorro de dinero industria cuentas dineroEn la planta de alimentos de Valls, ubicada en Tarragona, España, los trabajadores de Kellogg’s hasta hace poco tiempo, recolectaban muestras de datos de la línea de producción dos veces por turno de forma manual porque los equipos no tenían conectividad y carecían de contexto.

La respuesta de Kellogg’s fue integrar el control de todas las líneas de producción y empaque a través del PI System de OSIsoft, un sistema que cuenta con la capacidad de recolectar, analizar, visualizar y compartir con gran exactitud grandes cantidades de datos históricos provenientes de varias fuentes hacia las personas y sistemas en operaciones.

Este permitió digitalizar y conectar los sistemas para obtener cálculos como peso medio, número de cajas rechazadas, irregularidades en el peso y otras métricas. En consecuencia, la tecnología de datos del PI System ayudó a obtener muestras en tiempo real cada 20 segundos. El error humano fue prácticamente eliminado durante este proceso.

Reducción de desperdicios y errores en productos

La producción de alimentos requiere de un estricto seguimiento a través de diversos puntos de control. Por este motivo, desde 2015, la planta de Valls de Kellogg’s comenzó a recopilar datos provenientes de sensores de temperatura para saber específicamente las condiciones de los alimentos en su proceso de elaboración.

A través de PI System, los trabajadores de la planta recibieron alertas en tiempo real sobre cambios en la condiciones de los hornos y, de esta manera, dar un seguimiento proactivo. Como resultado, los incidentes disminuyeron un 64 % y el porcentaje de productos rechazados cayó un 73 %, lo cual redujo, en su conjunto, el desperdicio de alimentos.

Creación de un gemelo digital

La reducción de costos de producción es uno de los principales objetivos de una empresa. Por este motivo, esta planta utilizó gemelos digitales (réplicas virtuales de los procesos) para mejorar la eficiencia productiva en todos los equipos de la línea de empaque, incorporando métricas específicas, lo que permitió a los operadores controlar la eficiencia de la línea en tiempo real.

Como consecuencia, se pudieron obtener alertas de mantenimiento de activos antes de que surgieran problemas, lo que llevó a la planta de Valls a pasar del 68 % (2014) a un 80 % del índice de referencia OEE (Overall Equipment Effectiveness o Eficiencia General de los Equipos) y extender su MTFB (Mean Time Between Failures o Tiempo Medio Entre Fallas) en el año 2018.

Le podría interesar: Desarrollan sensor que detecta la leche dañada