Para los eventos mundiales sobre salud y alimentación que se desarrollan en 2019, diversas instituciones internacionales promotoras de políticas para la preservación de la salud y el desarrollo social han coincidido en el llamado a la unidad de los agentes de la cadena productiva de alimentos para garantizar la inocuidad.

En febrero pasado, durante la primera Conferencia Internacional sobre Inocuidad Alimentaria, realizada en la capital etíope, Addis Abeb, líderes de Unión Africana (UA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial del Comercio (OMC) concluyeron que existe una necesidad en instaurar acciones que involucren desarrollos tecnológicos, productivos y de procesamiento de alimentos para no frenar el progreso hacia el desarrollo sostenible.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS afirmó que “los alimentos insalubres son responsables de cientos de miles de muertes cada año, pero no han recibido la atención política que merecen. Garantizar que las personas tengan acceso a alimentos inocuos requiere una inversión sostenida en regulaciones más estrictas, laboratorios, vigilancia y seguimiento”.


"Garantizar que las personas tengan acceso a alimentos inocuos requiere una inversión sostenida en regulaciones más estrictas, laboratorios, vigilancia y seguimiento."
- Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Le puede interesar: claves para asegurar la higiene de empleados en la planta

En la misma sintonía se desplegará el Foro Internacional sobre Inocuidad de los Alimentos y Comercio, prevista del 23 al 24 de abril en Ginebra (Suiza), organizado por la OMC. “El comercio es una fuerza importante para sacar a la gente de la pobreza. Cuando nos volvamos a reunir en Ginebra, en abril, consideraremos estas cuestiones con mayor profundidad”, señaló Roberto Azevedo, director general de la OMC.

En este foro participarán las carteras de economía, agricultura y salud de 130 países, además de expertos científicos, representantes de organismos asociados, productores de alimentos, y activistas civiles y del sector privado.

Algunas propuestas se encaminan a usar avances tecnológicos, la digitalización, los nuevos alimentos y métodos de procesado para mejorar a la vez la inocuidad alimentaria y la nutrición. Al mismo tiempo, el cambio climático y la globalización de la producción de alimentos, sumado al ascenso en la población mundial y la urbanización-, plantean nuevos desafíos para la inocuidad alimentaria.

El objetivo de la reunión es identificar acciones clave que garanticen la disponibilidad y el acceso a alimentos inocuos ahora y en el futuro. “La inocuidad de los alimentos es un elemento central de la salud pública y será crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030”, añadió Azevedo.