En este momento, con el desarrollo de la tecnología y las comunicaciones, la sociedad se está viendo bombardeada por mucha información todo el tiempo. Cada vez, existen más influenciadores en la web hablando sobre diferentes temas e influyendo en la toma de decisiones de las personas y su consumo.

Esto ha impactado positiva y negativamente a los diferentes sectores económicos que tienen que estar más pendientes de los comentarios, campañas y publicidad que se transmite por los distintos medios con el fin de proteger su marca.

Por eso, la industria de alimentos trabaja para innovar en la manera de educar y comunicar al consumidor para que no se deje influenciar negativamente por comentarios que no están justificados científicamente, ni tienen prueba alguna. Como lo que sucede con los lácteos que muchos bloggeros, youtubers e incluso médicos dicen que no son buenos para la salud, cuando se ha probado por medio de la ciencia que tiene muchas cualidades y nutrientes que ayudan al desarrollo del cerebro humano, a la vez que son anti-cancerígenos.

En el marco de la Feria Láctea Internacional realizada por la Cámara de Comercio, se habló sobre este reto en la industria y cómo hacer que prime los hábitos saludables de consumo de alimentos en el mercado haciendo al consumidor más consiente de lo que come.

Para la industria láctea es fundamental empezar acercarse al gremio médico con argumentos comprobados para que no inhiban ni prohíban el consumo de la leche y derivados lácteos cuando realizan sus consultas.

En Estados Unidos, por ejemplo, la desinformación también estaba atacando al gremio, afirmando que otras bebidas alternativas como las bebidas azucaradas son mejores que la leche. Por eso, la industria decidió empezar a realizar una comunicación más activa para desmitificar todo eso que estaban diciendo.

Se reunieron con entidades como la Asociación Americana del Corazón, la Asociación Americana de la Diabetes y la Asociación Americana de Pediatría para mostrar la evidencia de la importancia de la leche en la dieta de los seres humanos. Todo con el fin de educarlos y que ellos tengan bases científicas para decirle al paciente sobre los beneficios de estos productos.

La leche la están calificando como un ultraprocesado

Dentro del cluster lácteo se realizó un panel de discusión donde agentes del estado, de la industria y científicos participaron para dar su opinión sobre diferentes temas de la industria. Uno de ellos está relacionado al hecho de que en este momento muchas personas están calificando a la leche como un ultraprocesado.

Sin embargo, ante este tema tan polémico, se llegó a la conclusión de que la definición de ultraprocesado todavía no es concreta y no se puede etiquetar a la leche como ultraprocesada ni a otros alimentos que necesitan aplicaciones de temperaturas para que puedan cumplir con el mínimo de inocuidad.

La leche se pausteriza y se ultrapausteriza, y por ello, mucha gente dice que es ultraprocesada. De ahí, que varias personas hayan elegido empezar a consumirla cruda porque creen que es más beneficiosa, pero esto no se ha comprobado científicamente. Mientras que sí se a demostrado que en los lugares donde han dejado de consumir la leche procesada ha hecho que vuelva a surgir brotes de tuberculosis y E. Coli.

Retos de la industria
Por eso, desde estos espacios de discusión, se le propone a la industria de alimentos que se acerque más al consumidor para que entiendan sus necesidades y requerimientos en salud, y realicen productos relacionados con ello.

Es fundamental, crear una conciencia láctea por medio de un soporte científico que ayude a posicionar los productos y aumentar su consumo, no solo porque le puede proporcionar a su empresa mayores ingresos, sino porque también es fundamental para la salud de la sociedad colombiana.