Les presentamos las claves que han llevado a la empresa a ocupar un lugar importante en el corazón de los colombianos, posicionándose como una de las principales compañías de panificación y pasabocas del país

Luego de 68 años de presencia en el mercado y bajo la premisa “evolución, no revolución”, Ramo recientemente realizó la primera revitalización de su tradicional logo, manteniendo los aspectos que hacen a la marca inmediatamente reconocible, pero retocándolos con sutileza para darle más vigencia. Junto a este cambio, la empresa también renovó su identidad corporativa.

A propósito de esto, decidimos ahondar en los factores que han aportado a que Ramo se ubique en los primeros lugares en subsectores como panificación y pasabocas, para que los tenga en cuenta en su empresa. Son los siguientes:

Innovación

El paso de los años exige ir adaptándose a las nuevas demandas y dinámicas de consumo. Ramo no ha sido ajeno a esto y durante su historia ha realizado varias transformaciones, como la diversificación de su negocio, de la panificación a la galletería y los pasabocas. Precisamente con respecto a estos últimos, la compañía lanzó este año, productos como las crispetas y un nuevo sabor de sus plátanos, buscando llegar a más personas.

Asimismo, en la línea de panificación, con la que comenzaron hace 68 años, todavía tiene cabida la innovación. Además de la revitalización del logo, productos representativos de la empresa como el Chocoramo y el ponqué tradicional también presentan cambios tanto en su imagen como en el material de su empaque (en el caso del primero). Ramo también lanzó hace poco, nuevas versiones de estos y de otros alimentos que elaboran, con más sabores, aditivos con aporte nutricional, nuevos tamaños y precios. Todo esto se implementó teniendo en cuenta la validación por parte de los consumidores.

La empresa ha mejorado su tecnología, planea 18 lanzamientos para el resto del año, está trabajando en una línea de alimentos saludables y abrió su segundo punto de venta propio. “En nuestros mercados Ramo, las personas pueden encontrar todos los productos de la compañía, más otros de panadería y café, para disfrutar un buen momento. Buscamos que puedan sentarse agradablemente y compartir con un amigo, con un café. Además, queremos que el consumidor vea que no solo puede conseguir nuestros alimentos en los hard discount, sino que también puede hallarlos en las tiendas Ramo a un muy buen precio”, asegura Santiago Molano, director de Asuntos Corporativos. Actualmente están preparando la apertura de dos más.

Tradición

Aunque es un aspecto que se consigue con el paso del tiempo, es claro que Ramo ha sabido aprovecharlo para afianzar su presencia en el mercado. Precisamente con respecto a su nueva imagen, decidieron mantener aquellos rasgos que han distinguido el logo de la compañía desde su creación, haciéndoles algunas modificaciones.

Otro factor que aporta en este punto es un propósito que conservan hasta la actualidad: “preservar el valor de lo hecho en casa”, buscando que sus productos sigan siendo elaborados y percibidos como caseros (criterio que también los ha diferenciado), lo cual tiene un efecto positivo en la elección del consumidor.

Productividad

Una de las conclusiones de Ricardo Obregón, presidente de la junta directiva de Ramo, es que este aspecto ha sido clave para el buen rendimiento de la compañía. Asegura que la productividad está generando inversiones, y ha permitido mantener los precios de los productos por años y, al mismo tiempo, aumentar las ganancias. Todo esto, teniendo en cuenta que la empresa se ha sostenido sin participación en bolsa, lo que no descartan para un futuro.

Para conseguir buenos índices en este criterio, la compañía ha identificado que es fundamental que sus colaboradores trabajen con satisfacción, por lo cual han generado una cultura organizacional que da pie a que esto ocurra. El precursor de ella fue el fundador, Rafael Molano. Don Rafael siempre se preocupaba porque los trabajadores estuvieran a gusto. Por eso él siempre trataba de emplear la mayor cantidad de gente de la zona. Esa es la herencia que él dejó: la generosidad”, señaló José Delgado, responsable de la granja avícola y el molino de Ramo, para una publicación de su sitio web.

Por ejemplo, los colaboradores de la granja reciben desayuno y almuerzo gratuito. Además, todos los de la empresa pueden acceder a capacitación, y le retribuyen a la misma con un mejor desempeño.

Todo esto aporta a uno de los principales factores, según Santiago Molano, para que una organización tenga buenos resultados. “Para el crecimiento, la clave es trabajar duro. En nuestro caso está el trabajo duro del fundador, quien fue el primer vendedor, pasó por todas las áreas y conoció la compañía como la palma de su mano. El que trabaja duro recoge”, expresó.

Sin lugar a dudas, Ramo ha sabido utilizar estos factores, sumados a otros como el contar con su propia producción de huevos y su molino, para alcanzar los buenos resultados que actualmente tiene. Entre sus planes está registrar un crecimiento del 12% y llegar a otros países de la región en un año, aproximadamente, al igual que fortalecer su presencia digital, donde ve que se está moviendo la mayoría de los consumidores.

¿Había pensado en implementar estas estrategias en su empresa?

También le puede interesar: ¿Cómo fidelizar los clientes a sus marcas?