El director ejecutivo de Asoleche habló sobre lo que le espera al sector con el fenómeno de La Niña.

El Ideam anunció el inicio de la segunda temporada de lluvias; mientras que el Ministerio de Vivienda advirtió sobre un posible Fenómeno de La Niña. Así se moverá la industria de lácteos ante el pronóstico.

Revista IALIMENTOS habló con Jorge Andrés Martínez, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche (Asoleche), para conocer el desarrollo del sector frente a La Niña.

IALIMENTOS: ¿Qué medidas está tomando la industria de lácteos en Colombia? ¿Están preparados?

JORGE ANDRÉS MARTÍNEZ: El sector apenas regresa a la normalidad luego de la sequía causada por El Niño. Los productores con mayor nivel de empresarización (con hipervínculo del significado) están mejor preparados, situación diferente a la de los pequeños productores, para los cuales se deben tomar las medidas preventivas y ayudas por parte del Gobierno.

IA: ¿Cómo afecta a la industria este fenómeno?

JAM: El efecto es negativo para el sector en general. Los climas extremos perjudican la producción de leche.

IA: ¿El sector se ve más afectado con La Niña o El Niño?

JAM: Viendo las cifras históricas, es mayor el impacto de El Niño, pues reduce la producción a lo largo del país. Eso no quiere decir que haya que bajar la guardia con La Niña.

IA: ¿Qué regiones se verían más afectadas? ¿podría haber desabastecimiento de lácteos en esos lugares?

JAM: Difícil decirlo. Nuestra preocupación principal es la de garantizar el abastecimiento de lácteos a lo largo del país. En la última Niña, la región Caribe se vio gravemente afectada por las inundaciones. También el valle de Ubaté.