Nuevas ventajas de competencias se suman al comercio de exportación de productos nacionales para llegar en 2016 a diferentes países del mundo, los más impulsados para este año son:

– Quinua en estado puro para la industria de alimentación orgánica. Se puede utilizar para la elaboración de hamburguesas veganas.

– Empaques plásticos para alimentos, como flexibles, rígidos, resellables y termoencogible.

– Cacao para la elaboración del sector chocolatero.

– Frutas exóticas como la gulupa y la uchuva.

– Artículos de confitería para la elaboración y decoración de postres.

Estos productos están teniendo hoy bastante protagonismo en la exportación, es un paso importante para mostrar la diversificación de lo que puede ofrecer el país.

Detrás de estos planes se ve el esfuerzo del sector privado y el Gobierno Nacional para incrementar las exportaciones a 2018 hasta por 30 mil millones de dólares, en busca de fortalecer las industrias alimentarias, así lo informó ProColombia, que trabaja para promocionar las exportaciones no tradicionales en mercados con potencial.

La agroindustria en Colombia ha incrementado sus exportaciones en ese mercado 24%, su fortalecimiento desde 2012 hizo que pasara de US$1.625 millones a US$2.016 millones en 2015, según datos del Dane. Es decir que su crecimiento ha permitido la inclusión de nuevos exportadores y más demanda de productos en el exterior.

Por otro lado, la Unión Europea es una puerta abierta con cero arancel para los 100 principales productos que el país exporta, entre ellos están frutas, pescados, crustáceos, legumbres y hortalizas. Esto demuestra el fácil acceso a estos mercados y con proyecciones para convertirse en exportadores potenciales en la variedad de productos que hay en las industrias de alimentos colombianas.