A continuación encontrará varias recomendaciones para que los alimentos y bebidas orgánicos sean asumidos como tal por quien está interesado en ellos

Se ha vuelto frecuente escuchar que el consumo de alimentos y bebidas catalogados como sanos sigue creciendo. Entre ellos se destacan los orgánicos, es decir, aquellos en cuya elaboración no se emplearon elementos que alteran su composición natural y pueden tener repercusiones negativas en la salud de quien los consume.

Aunque la confianza de los compradores en los beneficios de estos productos está prácticamente garantizada, los mismos pueden dudar de que los alimentos y bebidas que dicen ser orgánicos efectivamente presenten esta característica, lo cual representa un reto grande para las empresas que los elaboran.

Si bien estas pueden estar implementando todas las prácticas que permiten que sus productos puedan ser percibidos como orgánicos, esto no necesariamente implica que el consumidor lo crea, por lo que se hace fundamental que las compañías realicen acciones que propicien la confianza. Algunas de ellas son:

  • Comunicar a los compradores las actividades que se llevaron a cabo durante la producción (cómo se elaboró el alimento o bebida)

  • Invitarlos a que observen el proceso de creación del producto

  • Asegurarse de que la materia prima viene de proveedores que tienen en cuenta el bienestar animal y el cuidado del medio ambiente

  • Contar con certificaciones que respalden la declaración que los alimentos y bebidas son orgánicos

El nivel de dificultad para cambiar la percepción de los consumidores (en caso que deba hacerse) también depende de la imagen que tenga la empresa entre ellos y su tradición en el mercado.

Más factores que influyen

Es relevante recordar que más allá de la confianza que tenga en que el producto sea orgánico, el comprador sigue considerando aspectos como el precio y la variedad, lo cual va de la mano con la cantidad de alimentos y bebidas de este tipo, disponibles. No obstante, es posible identificar que se han venido presentando mejoras en estos puntos.

Fuente: Dairy Foods

También le puede interesar: Estigmatización de los productos: el poder de la etiqueta