Muchas veces cuando hablamos sobre este tema, nos preguntamos ¿cuántas plantas de alimentos están tratando sus aguas residuales de proceso para su reutilización en el sitio? La cifra es desconocida.

Aun así, para la industria de alimentos, la inocuidad es fundamental para mantener de manera segura los alimentos contra la contaminación y preservar la calidad del producto.

Empero, el uso de aguas residuales de proceso tratadas en contacto directo con un producto alimenticio es indispensable, aunque en muchos casos los fabricantes desconfíen de la reutilización porque puede parecer poco limpio o seguro. Entonces, los fabricantes de alimentos suelen reutilizar las aguas residuales tratadas solo en lugares donde no entran en contacto con la comida como para el lavado de camiones, torres de enfriamiento y lavado de pisos de almacenes. Pero,  muchas veces la tecnología de reutilización del agua es más avanzada y se llega a tener una calidad de agua superior a la fuente.  Por eso, no hay que descartar su uso.

El reto de la industria está en convencer al público de que estas aguas residuales tratadas pueden procesarse y tener una calidad mayor que el agua potable municipal. Sobre todo aplica para los espacios donde el agua potable es escasa.

La industria tiene además otros retos  y tendencias en la gestión del agua que son:

  1. Tratamiento y tecnología: Muchos productores de alimentos ahora usan índices de agua medidos, controlan el uso del agua y desarrollan estrategias para minimizar el consumo de agua. Los tratamientos habituales incluyen la detección y captura de grasa, flotación por aire disuelto, clarificadores primarios para la eliminación de sólidos suspendidos, ajustes de pH y lagunas.

En lo más mínimo, los fabricantes de alimentos usan algún tipo de neutralización del pH porque sus procesos de limpieza generan productos cáusticos. Los fabricantes de alimentos también usan tecnologías de ecualización de flujo para prevenir sobrecargas a la instalación de tratamiento de aguas residuales municipales.

  1. La instalación de tratamiento de aguas residuales pueden incluir diferentes tipos de tecnología como MBR para eliminación avanzada de nutrientes biológicos, tecnología de tratamiento de agua potable con carbón activado granular, desinfección con luz ultravioleta y filtración por ósmosis inversa.
  2. En la industria de la matanza y procesamiento de carne de animales, las normas de la EPA hacen que la reutilización de aguas residuales sea difícil en muchos casos.

Aún así, los fabricantes de matanza de animales aprovechan el agua de reutilización en sus áreas de desempolvado o eviscerado. Del mismo modo, los fabricantes de matanza y procesamiento de carne de animales han reciclado una parte de sus aguas residuales para transportar plumas a través de la instalación. También operan sistemas de refrigeración que bombean agua del enfriador de canales de aves de corral a un sistema de detección, filtración y desinfección y luego devuelven el agua tratada al enfriador.

Finalmente, esta es una opción para ayudar a la sostenibilidad del planeta sin afectar la salud humana.

Información tomada de: www.watertechonline.com