Coca-Cola intenta adaptarse continuamente a las tendencias de consumo, buenos hábitos alimenticios, o sostenibilidad ambiental. La marca quiere apostarle con mayor fuerza  a las bebidas no carbonatadas. ¿Cómo pretenden lograrlo?

La multinacional  viene desarrollando un plan reinvención de su portafolio de  bebidas y pretende fortalecer su participación en segmentos estratégicos como: agua, café, té helado e, inclusive, leche. Para ello, Coca Cola cuenta con cuatro centros de I+D, en los que se dedican a conocer las preferencias de los consumidores y desarrollar nuevos sabores.

Vea también: Coca-Cola entra al mercado del lácteo

Los laboratorios se encuentran ubicados en Atlanta, México, Shanghai y Bruselas, y este último abarca 122 países.  Entre las actividades más importantes que allí desarrollan se pueden destacar las siguientes:

  • Realizar la configuración de nuevos productos: solo el laboratorio de Bruselas desarrolla entre  300 a 400 marcas
  • Investigar y modificar la composición de los productos existentes en el mercado: como uno de los principales desafíos estratégicos es reducir el azúcar dentro sus composiciones, es necesario buscar continuamente combinaciones de ingredientes que permitan acercarse al sabor esperado.

Por cierto, la marca ha logrado reducir en un 45% el contenido de azúcar de sus bebidas más emblemáticas. En países como España, la venta de bebidas carbonatadas representa un 25% del negocio, mientras que  las variedades sin azúcar ya alcanzan un 38%. A 2025, se espera que este porcentaje incremente a un 50% a nivel mundial.

  •  Desarrollar posibles alternativas de envase

Coca-Cola

Integración con marketing

Marketing tiene mucho que ver con el  proceso de creación, pues es el departamento encargado de identificar un mapa de necesidades de los consumidores y remite prototipos de nuevas bebidas a los centros de I+D.

Allí, se mezclan y testean los ingredientes una y otra vez; los mismos trabajadores del centro son partícipes de los test de sabor y hay un dato interesante dentro de este proceso: los estímulos visuales se suprimen para garantizar más eficiencia en el proceso.

Bajo este sistema, al año se testean alrededor de 1.660 sabores en la planta de Bruselas, metodología que se replica con sus respectivas proporciones en los demás laboratorios. Con semejante abanico Coca Cola ha llegado a comercializar 16 marcas; en España; 62, en México y más de 200 en Japón.

Alcohol, ¿por qué no?

Justamente, uno de los mercados más apetecidos para la multinacional es el de Japón, debido a su alto poder adquisitivo y variedad de bebidas funcionales que lanza al mercado constantemente. “Es increíblemente dinámico, ferozmente competitivo y está enraizado en la innovación”,dijo Jorge Garduño el presidente de la unidad de negocios de Japón de Coca-Cola, en una entrevista publicada en el sitio web de la compañía el mes pasado.

Coca-Cola Plus,  Karada Sukoyaka-Cha W, Georgia Coffee,  I LOHAS, Té helado Sokenbicha, son algunas de las bebidas  que tienen mayor crecimiento en el negocio de Coca-Cola en Japón. Solo el año pasado lanzó  cerca de 100 nuevos productos; algunos son nuevas marcas y otros reinvenciones del original.

“No hemos experimentado anteriormente en la categoría de bajo contenido de alcohol, pero es un ejemplo de cómo seguimos explorando oportunidades fuera de nuestro corazón”.comentó Garduño.

Con el fin de aprovechar la creciente popularidad en el país asiático, hay planes para que la compañía lance este año su primera bebida alcohólica que se llamará Alcopop y estará dirigida exclusivamente al mercado de Japón.

La compañía quiere estar inmersa en la nueva tendencia que llega a todos los hogares del país, la bebida gaseosa más apetecida por el público Japonés:  “el Chu-Hi” que está combinada con un trago local conocido como Shochu. Contiene 3% y 8% de alcohol por volumen.

“Esta es una bebida enlatada que incluye alcohol; tradicionalmente, está hecho con una bebida destilada llamada shōchū y agua con gas, además de algo de saborizante “, explicó Garduño.

Las grandes firmas de bebidas alcohólicas Kirin, Suntory y Asahi, manejan variedades de la singular bebida y siguen experimentando sabores únicos.

Garduño ha reiterado que es una apuesta “única” de Coca-Cola, que “siempre ha enfocado completamente en bebidas no alcohólicas”. “Este es un experimento modesto para una porción específica de nuestro mercado, ya que la categoría Chu-Hi se encuentra casi exclusivamente en Japón”, ha recalcado.

Le sugerimos: Si no se cumple con la normativa, no hay manera de ser competitivo