El ponqué ha sido por años el producto insignia de Ramo, sin embargo, la marca ha empezado a llegar a sus clientes con nuevas propuestas. La más reciente, el Pan Blanco en presentación de cuatro tajadas.

Del mini chocoramo, pansando por la crema esparcible y las donas, ahora Ramo lanza el pan blanco en una presentación sencilla: un paquete de cuatro tajadas. Bajo su marca sombrilla, la empresa ha logrado llegar a los consumidores de diferentes maneras, y en solo dos años, la innovación no ha parado.

El pan blanco de Ramo es muestra de la estrategia para fortalecer su posicionamiento en el mercado, dada la confianza y credibilidad que a través de su historia ha logrado consolidar y que, por la respuesta que ha tenido en la demanda de sus productos, al punto de producir 60.000 donas al día, se abre la posibilidad de seguir cubriendo las demandas del mercado con productos relacionados a su propuesta original.

La compañía espera, en menos de un año, llegar a unas 100 mil tiendas a nivel nacional y, al igual que las donas, le apunta a las tiendas de barrio en el país. “La competencia no tiene esta presentación y este será un producto fácil de conseguir y de consumir”, asegura Germán Martínez, director general de Productos Ramo.

German Martinez

Germán Martínez, director general de Productos Ramo

De acuerdo con Martínez, la compañía no está enfocada en competir con los panaderos de barrio, sino ampliar la base de la demanda. “El consumo percápita de pan es muy bajo, en Colombia se consume 25 kilos percápita al año. Esta propuesta amplía la demanda del pan en diferentes ocasiones de las que ya existen. La apuesta de Ramo no es competir directamente con nadie, sino ampliar la base de la demanda”, concluye Germán Martínez.