No contemplar la expansión de las operaciones, dejando de lado la proyección de procesos y políticas empresariales son los ‘pecados’ que más cometen las pequeñas empresas, y como resultado puede llegar a limitar el crecimiento.

En toda empresa nace de una idea, que luego se materializa gracias a una serie de acciones. Sin embargo, muchas veces en las empresas pequeñas no son tomadas desde el aspecto tecnológico y administrativo, sino de forma espontánea.

Una de las bases más importantes de crecimiento en la organización; en las empresas de baja producción el desarrollo de los procesos puede ser desordenado, y estos deben empezar a ser ajustado, la razón: ¿qué sucedería si empiezan a crecer rápidamente y deba acelerarse el trabajo? o dicho de otro modo ¿qué recursos contemplan si es necesitando más personal o un nuevo esquema?

Le puede interesar: Brainwriting, metodología para la creatividad empresarial

El recurso humano y su administración, sea contrataciones, ascensos, restructuración o movilidad laboral, deben estar basado en estadísticas. Es común que los pequeños empresarios cometan el error de contratar personal adicional (el amigo experto, un familiar que puede colaborar); al momento de ver las métricas de producción se halla un problema. Y es que la regla de “a mayor personal, mayor efectividad” no siempre funciona.

Implemente indicadores de gestión para todos los cargos

Para prevenir estos impases en su organización puede implementar estas sugerencias que dio a conocer la firma Performia, proveedor internacional de soluciones para la industria en la selección de personal.

Si los procesos no están estandarizados y organizados adecuadamente se podrían empezar a correr riegos. Es muy importante que existan políticas, procesos sistematizados y un organigrama claro y, sobre todo, compartirlo con los colaboradores de la empresa.

Todos los cargos en una empresa deben medirse en desempeño (aciertos y tiempo de tareas ejecutadas), desde los más ejecutivos, hasta los más operativos. Las estadísticas de una persona y una empresa son como una radiografía, con base en esta información se pueden tomar decisiones estratégicas y saber qué funcionó y qué no.

Las estadísticas deben empezar a ser un buen aliado para llevar al éxito una empresa pequeña, por eso debe pensarse en la pertinencia de obtenerlas e implementar estrategias. “Los indicadores de gestión deben ser el factor más importante para tomar decisiones y crear estrategias”, señaló Jairo Pinilla,  director de Performia Colombia.

Por lo general las empresas grandes y transnacionales miden, comparan y sistematizan todos sus procesos, esto les permite manejar grandes cantidades de trabajo, replicar acciones exitosas, y conocer realmente el comportamiento del mercado.

Si usted tiene o trabaja en una organización en proceso de crecimiento o expansión, es sumamente importante que empiece a considerar medir la efectividad de los procesos en su empresa, en pro de conseguir la optimización del tiempo y la consecución de resultados, y así por consiguiente mejorar la productividad de su entorno laboral.