Encontrar un balance entre la demanda de agua y su disponibilidad es un gran reto hoy, tanto, que en algunos lugares en donde escasea el agua se ha vuelto un reto personal para las mujeres, pues según datos de Water.org, ellas, además de ser responsables de encontrarla, deben llevarla a sus hogares para que sus familias puedan sobrevivir. El tiempo que invierten en esto es cerca de 200 millones de horas diarias y se pierden 260.000 millones de dólares al año. Y como si fuera poco, “1 de cada 9 personas no tiene acceso a agua potable y 1 de cada 3 personas no tiene acceso a un inodoro” asegura esta organización. Especialmente en latinoamerica se le da una pésima gestión a los recursos hídricos.

El problema es mayor de lo que se cree, pues según el Foro Económico Mundial,  alrededor de 4 mil millones de personas no tienen el acceso que requieren al agua durante por lo menos 30 días anualmente y su consecución cada vez será más difícil pues su demanda se incrementa para usarse a nivel personal, empresarial y generación de energía. Sin embargo, “los suministros de agua a menudo se ven dañados por una gestión deficiente, la contaminación y el consumo excesivo”, explican expertos de este organismo. Latinoamérica, que tiene la mayor reserva de agua del mundo, es un ejemplo de mala administración del agua.

Innovación ambiental

Grupo Bimbo está impulsando iniciativas sustentables e innovadoras, enfocadas a mejorar procesos y el aprovechamiento de fuentes alternativas como la reducción, reúso y uso eficiente del agua.

Esta compañía particularmente, ha puesto en funcionamiento nuevas tecnologías para optimizar el proceso de tratamiento de agua residual, permitiendo reducir los espacios requeridos para el proceso y obtener mejor calidad de agua para su reúso, logrando resultados como la disminución del 2% en el consumo total de agua por cada tonelada, reutilizando el 74% de toda su agua tratada en servicios como riego de áreas verdes y lavado de vehículos.

Si se tienen en cuenta los pronósticos de la UNESCO de que el cambio climático provocará el 20% de la escasez de agua, todos los esfuerzos por protegerla, así como a sus fuentes, deben acogerse mientras crece la conciencia y el compromiso de las personas, de las empresas de los Estados por aportar a su cuidado y preservación.