Darnel, en alianza con la Fundación Corazón Verde, promovió el desarrollo y la construcción de un domo con material plástico reciclado, proveniente de envases, cubiertos y platos utilizados durante el festival gastronómico Alimentarte. La estructura fue entregada a una comunidad en el Chocó y será utilizada como aula de arte para niños.

El proceso de acopio de los desechos plásticos requirió la implementación de una estrategia que sensibilizara a todos los participantes del festival, desde los restauradores presentes con sus marcas hasta los comensales; además, un grupo de voluntarios capacitó a los asistentes para que hicieran una correcta disposición.

Además, “teníamos un punto de acopio a donde llevábamos todo ese material y lo separábamos para que los recicladores se lo llevaran y se lo entregaran al aprovechador, que en este caso fue el que nos ayudó a convertir todo ese material en los tubos que se volvieron la estructura para el domo”, comentó Sergio Díaz, gerente de mercadeo de Darnel, en entrevista con Revista La Barra.

En la construcción de este domo se utilizaron 270 kilos de plástico e icopor reciclados para fabricar los tubos de la estructura y 1.440 kilos para el piso, lo que representó el aprovechamiento de 1,71 toneladas de plástico e icopor reciclado post-consumo.