Como en todas las industrias, los referentes son fundamentales para tener un panorama sobre el mercado y conocer cuáles son las tendencias de consumo que están marcando la parada en el momento.

Por eso, traemos como ejemplo a la compañía de lácteos El Pomar que cierra el año con inversiones en su planta y un crecimiento en ventas respecto al año anterior que llega al 30%.

Nelson Molano, gerente general de El Pomar, analizó el presente y el futuro de la compañía y del sector en general en el país para brindarnos un panorama sobre cómo va la industria. Esto fue lo que dijo:

¿Cuáles son los desafíos que enfrentó El Pomar en 2017?

Los desafíos fueron varios, primero se presentó una disminución en la demanda que afectó las ventas del comercio en general y lógicamente nos implicó retos mayores como poder mantener el crecimiento presupuestado. A esto se sumó una mayor oferta de leche cruda lo cual llevó a un aumento en la oferta del mercado en general y terminó desencadenando un crecimiento en las promociones que afectaron los márgenes. Esto pudimos sortearlo con una mayor eficiencia en planta y en los procesos comerciales que nos permitieron tener un año donde no incrementamos el precio de venta a pesar de tener los incrementos normales en costos de producción y mano de obra.

¿Cuál es la aspiración de la compañía para el 2018?

Para el 2018 tenemos el reto más importante de los próximos años. Acabamos de hacer una inversión en planta cercana a los $9.000 millones de pesos. Esto con el fin de incrementar la capacidad de producción y mantener nuestros altos estándares de calidad, así como lograr mayor eficiencia y competitividad en todos los procesos.

Para que esta inversión tenga sentido financieramente es necesario tener crecimientos superiores al 40% este año con el fin de garantizar la eficiencia esperada. Este es el reto que tenemos, pero cada año nos vamos consolidando en el mercado y ganando credibilidad con los consumidores. Por lo tanto esperamos poder cumplir, así como lo hicimos en un año difícil como lo fue en 2017.

¿Qué otras inversiones tiene previstas la compañía para los próximos meses?

El tema de inversiones por ahora no lo vemos en el corto plazo, ya que con las inversiones en marcha quedamos con una planta en excelentes condiciones y capacidad para afrontar los retos que tenemos en los próximos años.

¿Cuál es la tendencia del consumo de lácteos y derivados en el país?

En el tema de lácteos y alimentos en general la tendencia es salud y nutrición. Esto va muy encaminado con nuestra visión de convertirnos en una empresa reconocida por vender productos saludables, nutritivos y con un precio justo. Creemos firmemente en nuestra responsabilidad de entregar productos que cumplan con esas tres premisas, partiendo de la base que el consumidor quiere salud y nutrición y esto no puede ser una condición que se cumpla solo en los hogares que tengan ingresos altos.