Posiblemente usted ha visto la imagen de un trabajador de cultivo de flores, que con su equipo de protección y manguera, camina entre las flores aplicando plaguicidas. Esta imagen será cosa del pasado gracias a un innovador equipo creado por ingenieros de la Universidad de la Salle, quienes después de 3 años de trabajo, crearon un sistema automático de aplicación de plaguicidas, incrementando la eficiencia de aplicación en poco mas del 600%, aparte de proteger la salud de los operarios.

Adicionalmente, crearon un sistema de visión artificial para la clasificación de flores, que sirve de apoyo en la plantación, cuando se generan picos de producción muy altos y escasea la mano de obra. Posiblemente usted ha visto la imagen de un trabajador de cultivo de flores, que con su equipo de protección y manguera, camina entre las flores aplicando plaguicidas.

Esta imagen será cosa del pasado gracias a un innovador equipo creado por ingenieros de la Universidad de la Salle, quienes después de 3 años de trabajo, crearon un sistema automático de aplicación de plaguicidas, incrementando la eficiencia de aplicación en poco mas del 600%, aparte de proteger la salud de los operarios.

Además, crearon un sistema de visión artificial para la clasificación de flores, que sirve de apoyo en la plantación, cuando se generan picos de producción muy altos y escasea la mano de obra.

Como ocurre en las películas de ciencia ficción, crearon un equipo que dotado de una pantalla y diversos sensores, entrega con total detalle, cual es el tamaño en milímetros del botón de la flor, del tallo y todos los aspectos de calidad de las flores que exigen los importadores internacionales.

El origen de estas innovaciones creadas por el programa de Ingeniería en Automatización de la Universidad de La Salle es un convenio en el que participan siete entidades. Estas son la Gobernación de Cundinamarca, la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación, Asocolflores, Ceniflores, Corpoica, la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Todos unieron esfuerzos para desarrollar el proyecto “Fortalecimiento de la competitividad del sector floricultor colombiano mediante el uso de ciencia, tecnología e innovación aplicados en Cundinamarca”, financiado por el Sistema General de Regalías.

“Nosotros participamos específicamente en diseñar y evaluar tecnologías adaptables al sistema de producción de flores de corte. En ese proceso, desarrollamos dos novedosos equipos: un sistema aéreo para aplicación de plaguicidas y un sistema de visión artificial que, son verdaderas innovaciones en el sector floricultor”, afirma Jairo Orlando Montoya Gómez, Director del programa de Ingeniería en Automatización de la Universidad de La Salle.

En la creación de estos equipos participaron estudiantes y egresados del programa de Ingeniería en Automatización y un profesor investigador de la Facultad de Ingeniería vinculado al programa de Doctorado en Agrociencias, quienes gozaron de beneficios económicos a través de los recursos generados por el proyecto.

Así es el sistema aéreo de fumigación 

“El sistema automático de aplicación de plaguicidas, funciona como un carro aéreo que tiene múltiples boquillas, por las cuales sale el liquido que ha sido previamente dosificado desde una pantalla táctil, recorriendo con exactitud las áreas a ser cubiertas con plaguicida.”

El sistema tiene un control electrónico para ajustar la velocidad de aplicación, la cual se relaciona con un volumen a aplicar por área de cultivo con una velocidad controlada. Este sistema permite la aplicación de plaguicidas en 5 “camas” (nombre que recibe cada grupo de flores) de manera simultánea, desplazando mangueras y equipos sobre el cultivo, lo que evita daños a las plantas y permite un cubrimiento del área de cultivo en menor tiempo que con la forma tradicional.

Detalles del sistema de visión artificial 

El sistema de visión artificial, fue creado para clasificar las flores y cuenta con una cámara para determinar los parámetros geométricos de la flor, como son: altura, apertura del botón y largo del tallo. Usando estas tres medidas se clasifican y organizan de tal manera que las 24 flores del paquete, tengan las mismas características y calidad” agrega Montoya Gómez.

Sobre los creadores

Para los ingenieros Pedro Martín Gómez, José Luis Rubiano, Jorge Rangel Díaz y Jairo Montoya Gómez, diseñar y construir los sistemas automáticos con las tecnologías disponibles en el mercado, implicó desde realizar mediciones que garanticen la aplicación de cantidades exactas de los plaguicidas hasta la medición del movimiento milimétrico del equipo para garantizar una máxima efectividad de la aplicación.

Logros del proyecto 

  • Construcción de un sistema de aplicación de plaguicidas que disminuye el contacto del trabajador con el producto químico, lo cual reduce los riesgos de contaminación para los trabajadores.
  • Disminución del consumo de plaguicidas al realizar la dosificación controlada y aplicación homogénea.
  • Reducción del tiempo de aplicación de plaguicidas en el cultivo.
  • Creación de un sistema automático de clasificación de rosas a partir de la geometría de la misma, logrando paquetes de grupos homogéneos y sin riesgo de daños por manipulación del producto.
  • Reducción del tiempo de clasificación de las flores.
  • Sistema automático de transporte, clasificación y empaque de alto rendimiento, que solo requiere la presencia de un operario, con el fin de supervisar y complementar las labores del proceso.
  • Apropiación del conocimiento tecnológico para el desarrollo del sector, a través de la formación de recurso humano con las capacidades requeridas para la floricultura.

Es así como el proyecto fortalece la competitividad del sector floricultor, mediante el uso de tecnologías desarrolladas a nivel nacional, con elementos disponibles en el mercado y con recursos humanos y tecnológicos que se ajustan a las necesidades del país.