Cerca de cinco años trabajó la compañía en la renovación de su marca e invirtió alrededor de 10 millones de dólares, incluyendo renovación de máquinas, hornos y capacidad instalada, entre otros.

“Con este cambio de imagen queremos cautivar al público más joven, ese es el objetivo, que la gente de 25 a 35 años lo vea novedoso sin perder la esencia de la marca. Es parte de nuestro ADN mantener la receta, la calidad y materias primas”, dijo Jaime Vélez, directivo de Alimentos Comapan.

Después de 66 años la compañía decide hacer un cambio de imagen manteniendo lo más representativo, sus colores amarillo, azul y rojo y el sello de calidad que resalta su experiencia como panaderos desde 1950. “Somos el pan del sánduche. Muchos de los comentarios de los consumidores es que nuestro pan es mucho más resistente que otros”, añade el directivo.

Además, la compañía espera tener un cierre financiero exitoso e incrementar sus ventas para el próximo año, gracias a esta renovación. “Esperamos cerrar el año con 110.000 millones de pesos en ventas y con este cambio tenemos un plan de crecer un 20 % para el 2017”, así lo asegura Vélez.

La compañía, que cuenta con más de 270 productos en su portafolio y produce cinco millones de unidades al mes, teniendo en cuenta todos los productos que están bajo el nombre sombrilla de Alimentos COMAPAN, trabajó durante dos años en esta nueva imagen con personas especializadas y tres más en la renovación de sus equipos. Se espera que para la primera semana de diciembre su nueva imagen esté en todos los productos de pan.

Más artículos:

Alpina inaugura nuevo centro de distribución en la Costa

83% de los alimentos consumidos por los colombianos los cultivan pequeños agricultores

Mercado canadiense, nuevo destino de productores lácteos