Colombia y la región atraviesan por un momento difícil en cuanto a temas de alimentación debido a los altos índices de obesidad registrados. Según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional – ENSIN 2015, uno de cada cuatro menores de 5 años tiene exceso de peso, y uno de cada dos adultos presenta la misma condición.

Por esta razón, el consumo de alimentos transformados está en la mira y los cereales listos no están exentos; sin embargo, los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir este producto son los índices de azúcar, sodio y colesterol presentes en la tabla nutricional expuesta en los empaques y la porción adecuada de acuerdo a la edad y peso de cada persona.

Para el caso de los cereales se trata de una categoría cuyas ventas han continuado en ascenso, especialmente en lo referente a cereales listos para el desayuno, registrando ventas de cerca de 14.000 toneladas al año según el más reciente estudio de Nielsen.

Este tipo de cereales, cuentan con diferentes clasificaciones dependiendo el segmento al que van dirigidos: saludables, indulgentes, para adultos y para niños, los cuales difieren entre sí por los componentes alimenticios, cantidad de macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales) presentes en ellos.

De acuerdo con las cifras reportadas a finales de 2017 por Euromonitor International, firma que investigó el desempeño de los cereales para desayuno, se hace evidente que los cereales listos para el desayuno se comercializan como una opción de desayuno rápida y conveniente, y se promocionan como una alternativa saludable, con menos calorías que otras ofertas de desayuno más tradicionales, ayudando también a los consumidores a incrementar su ingesta de fibra para un sistema digestivo más saludable.

Las tendencias del mercado y el consumo se dirigen hacia categorías de alimentos y bebidas que tengan beneficios funcionales o representen un consumo mucho más sano, revelando a un consumidor que se preocupa por escoger alimentos que le ayuden a prevenir enfermedades, que estén fortificados con vitaminas y minerales y sean bajos en azúcar, grasas y sodio.

 

También le puede interesar: Estados Unidos es el principal proveedor de cereales para Colombia