El Jefe de Mantenimiento en la industria de alimentos tiene como deber solucionar los problemas técnicos que suceden en la planta en tiempo récord, con el fin de mantener la producción en orden. Es una responsabilidad no menor, pues parar el trabajo de las máquinas en una fábrica puede causar pérdidas millonarias.
También, debe llevar informes sobre el aspecto económico de su departamento para mantener el control de las actividades realizadas y las máquinas revisadas. Por eso, es una labor que requiere de mucha responsabilidad, participación, buena comunicación, liderazgo y compromiso porque todo el tiempo debe saber resolver problemas.
Dentro de las funciones que debe tener un buen jefe de mantenimiento están:

 

1. Planificar y asignar las actividades del personal a su cargo

 

2. Responsabilizarse del surtimiento de materiales e insumos

 

3. Supervisar el mantenimiento de las instalaciones.

 

4. Ordenar y supervisar la reparación de equipos.

 

5. Realizar pedidos de repuestos, herramientas y suministros a través de compras

 

6. Efectuar inspecciones de las instalaciones para detectar fallas y recomendar las reparaciones pertinentes

 

7. Planear y coordinar la ejecución de los programas de mantenimiento preventivo

 

8. Proponer modificaciones locativas viables que optimicen los espacios

 

9. Inspeccionar el progreso, calidad y cantidad de trabajos ejecutados

 

10. Estimar el costo de las reparaciones necesarias

 

11. Mantener comunicación constante con el Coordinador del Área en cuanto a las labores que se realizan diariamente.

 

12. Controlar y asegurar un inventario de repuestos y suministros

 

13. Gestionar la consecución empresas externas para la reparación de algunos equipos especiales.

 

14. Estimar el tiempo y los materiales necesarios para realizar las labores de mantenimiento y reparaciones

 

15. Cumple con las normas y procedimientos en materia de seguridad integral, establecidos por la organización

 

16. Rinde cuentas al jefe inmediato, del mantenimiento y las reparaciones realizadas.

 

17. Planifica, coordina y controla el mantenimiento correctivo de los equipos

 

Si se tienen en cuenta estas características, se podrá elegir al mejor profesional que pueda cumplir con las funciones de un jefe de mantenimiento, evitando perder dinero o tiempo por no estar pendiente del buen funcionamiento de los equipos.