Con base en la medición de la oferta de alimentos de las principales centrales mayoristas del país —realizada por el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (SIPSA)—, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia, Andrés Valencia, resaltó un aumento de 8,43 % en el abastecimiento, al comparar las semanas del 3 al 9 y del 10 al 16 de  enero de 2019.

El funcionario manifestó que, pese a variaciones climáticas como heladas en algunas zonas y la incidencia leve del Fenómeno del Niño, se ha presentado un crecimiento en el volumen de productos agropecuarios que llegan a las ciudades, lo que favorece los buenos precios y beneficia el bolsillo de los consumidores.

De acuerdo con el SIPSA, las centrales que entraron al análisis, del 3 al 9 de enero, acopiaron 113.020 toneladas; la siguiente semana la cifra aumentó 9.532 t  y llegaron a reunir 122.552 t de productos alimenticios, en su mayoría producidos en el campo colombiano.

El acopio mejoró en todos los grupos alimenticios, pero hubo un aumento especial en las carnes, los procesados, los granos, los cereales, los lácteos, los huevos y los pescados, pues su incremento fue de 33,24 % —pasaron de 19.506 toneladas a 25.990 t. Por su parte, las frutas aumentaron en un 9,99 %, los tubérculos, raíces y plátanos mejoraron sus inventarios en un 1,28 % y las verduras y hortalizas registraron un ascenso del 0,36 %.

Los principales mercados mayoristas que aumentaron su abastecimiento fueron el Mercado del Sur, en Montería; Mercasa, en Pereira; Mercar, en Armenia; el Centro de Acopio de Ipiales y la Plaza La 21, de Ibagué, entre otros.

Las buenas cifras de abastecimiento se reflejan en el precio de los alimentos

De acuerdo con el SIPSA, en la semana del 12 al 18 de enero, como consecuencia del aumento del abastecimiento, descendió el precio de diversos grupos alimenticios, como, por ejemplo, en las verduras: lechuga Batavia, pimentón, apio, cebolla cabezona (blanca y junca), chócolo de mazorca,  brócoli y repollo blanco.

Por su parte, el ministro reveló que espera que se mantenga la normalidad en el abastecimiento y, en consecuencia, en los precios de los alimentos que se producen en el campo, con las alzas y bajas normales para este periodo del año.