A propósito de semana santa, quisimos mostrarles cuáles son los pecados más comunes que comete la industria de alimentos en la seguridad en el lugar de trabajo, con el fin de que esta se vuelva más confiable en su planta.

Las lesiones en el lugar de trabajo y los problemas de salud representan un grave riesgo comercial para las empresas de la industria alimentaria. Una lesión puede ocasionar costos altos para la empresa. Algunos de ellos incluyen la pérdida de productividad de un trabajador experimentado que no puede trabajar y los costos relacionados con el seguro, el personal, los honorarios legales, las multas y el daño a la reputación.

Estos son algunos de los errores más comunes que se cometen en la industria de alimentos:

  • Uso inconsistente del equipo de protección personal

Llevas un inventario completo de equipos de protección personal para tus trabajadores y los capacitas en su uso, pero eso no significa necesariamente que el equipo se use adecuadamente. Solo se necesita una breve supervisión para que un trabajador implemente adecuadamente estas herramientas.

Para que se utilicen estos elementos, coloque cerca a la máquina los guantes o las gafas para proteger los ojos.

  • Mala ergonomía

Si el lugar de trabajo tiene una mejor ergonomía, no se generan tantos accidentes. Resolver un problema a veces es tan fácil como proporcionar una mejor iluminación, pisos o altura de trabajo.

Involucre a los empleados en esto, ya que son ellos los que conocen los puntos problemáticos y a menudo tienen mejores sugerencias para mejorar.

  • Entrenamiento incompleto

Muchas veces en las plantas los trabajadores son capacitados en el cómo mantener la seguridad de las instalaciones y de ellos mismos, pero no en el por qué. Si ellos no entienden este aspecto, entonces solo se puede confiar en su capacidad de recordar las reglas, pero no se interioriza que un mal manejo de la seguridad en el trabajo puede generar daños y lastimar a las personas.

Además, haga claras las consecuencias humanas del incumplimiento y haga que los instintos naturales de autopreservación de sus empleados trabajen para usted. Esto no solo ayuda a la seguridad en el trabajo, sino que también ayuda al cumplimiento de la seguridad alimentaria.

  • No desarrollar una cultura de seguridad

En varias ocasiones, diferentes empresas alrededor del mundo han definido a la cultura de la seguridad en el trabajo como: “ El producto de los valores, actitudes, percepciones, competencias y patrones de comportamiento individuales y grupales que determinan el compromiso, el estilo y la competencia de una organización”.

Tenga en cuenta estos pecados que suelen cometer las industrias, para que no le pase a usted y tenga un mejor sistema de seguridad en el trabajo.

(También le puede interesar: Nuevas oportunidades para la nutrición deportiva)

Información tomada de: http://justfooderp.com