La industria de alimentos enfrenta varios desafíos cuando se trata de capacitar a sus empleados. Hay una fuerte rotación de personal, escasez de trabajadores calificados, altas cuotas de producción, plazos ajustados y un comportamiento constante en todas las líneas, turnos y ubicaciones.

Sin embargo, incluso los problemas más complejos se pueden superar con las herramientas adecuadas y una mentalidad abierta. La capacitación efectiva es continua. Los estudios muestran que una solución de capacitación integrada que combina la capacitación interactiva, el refuerzo continuo y el entrenamiento personalizado; pueden elevar la capacitación en seguridad alimentaria, al mismo tiempo que aumenta la producción y la eficiencia en la industria.

A continuación los principales desafíos que debe afrontar al capacitar a sus empleados en seguridad alimentaria:

 

Desafío # 1: Encontrar el tiempo para capacitar en seguridad alimentaria

Los horarios ajustados de los trabajadores y de los jefes, a menudo impiden las capacitaciones en seguridad alimentaria.

Recuerde que los programas de capacitación más efectivos son cortos y atractivos, e incluyen comprobaciones de conocimiento para evaluar la comprensión. Sin embargo, de acuerdo con un fenómeno llamado “curva del olvido”, incluso el entrenamiento de incorporación más convincente puede olvidarse, hasta un 80%, si ese entrenamiento no se refuerza continuamente.
Incorporar “actualizaciones” rápidas de tres a cinco minutos en las operaciones diarias que complementan la capacitación puede reforzar y mantener el material fresco.

 

Desafío # 2: Asegurarse de transmitir mensajes consistentes

Un desafío significativo para la consistencia en muchas compañías es tener docenas o cientos de supervisores, cada uno con su propia manera de hacer las cosas. No todos los líderes tienen las mismas fortalezas, y algunos supervisores pueden ser menos experimentados o comprometidos.

Asegurarse de que los mensajes sean sólidos y consistentes, independientemente de quién esté a cargo, es imprescindible para mantener las operaciones en todos los cilindros.

 

También le puede interesar: Cómo actualizar su planta para cumplir con los estándares de seguridad alimentaria

 

Desafío # 3: Hacer que la capacitación en seguridad alimentaria sea memorable

Los trabajadores de hoy aprenden mejor cuando el material de capacitación se entrega rápidamente y al punto, imitando las formas visuales y digitales en las que experimentan el mundo.

La capacitación en seguridad alimentaria que va más allá del material de entrenamiento genérico y las imágenes (es decir, fotografía de archivo en entornos centrados en la oficina) es necesaria para generar un impacto.

Los cursos de capacitación interactivos que se detienen para evaluar el conocimiento de los alumnos y requieren participación y retroalimentación han demostrado ser más efectivos que las formas de entrenamiento habituales.

 

Desafío # 4: Verificación del éxito de la capacitación

Recuerde “solo porque sucedió no significa que esté claro”. Una cosa es lograr que todos los empleados se incorporen, pero documentar que la capacitación se realizó, y se entendió, presenta un nuevo conjunto de desafíos por completo.

Las compañías de alimentos que estén dispuestas a incorporar nuevos métodos de capacitación, serán las compañías que puedan trascender los desafíos actuales a crear una fuerza de trabajo fuerte.

Fuente: Food Quality and Safety