La importancia del manejo adecuado de aceites en la industria cobra una valor específico en eficiencia, costos y mantenimiento de estándares de calidad para su distribución, almacenamiento y procesamiento.

El medio marítimo es el más utilizado en el transporte de aceite de palma, siendo los buques tanqueros e isotanques los principales medios. El uso de buques requiere volúmenes grandes, no inferiores a 2.000 toneladas para hacerlo eficiente. Sin embargo, el isotanque ha venido ganando terreno por cuanto usa transporte de línea regular, con frecuencia semanal e itinerarios de puertos servidos, permitiendo despachos en cantidades promedio de 25.000 litros por isotanque desde los 4 puertos de Colombia hacia cualquier destino del mundo.

El isotanque, cuyo recipiente se encuentra dentro de una estructura de contenedor de 20’ estándar, facilita su transporte desde la planta en origen hasta la puerta del destinatario sin intermediación alguna en el manejo del producto.

El isotanque ofrece seguridad y calidad, dado que su construcción en acero, le permite mantener intactas las condiciones esenciales del producto sin intervención alguna en el proceso de la cadena de suministros. Esto es particularmente importante no solo para aceites refinados y procesados sino para otros productos comestibles, por lo cual el isotanque ha venido ganando adeptos en el transporte de líquidos, frente a otros medios de transporte.  Igualmente, mantiene un suministro constante y, por consiguiente, evita costos de almacenamiento y lucro cesante de inventarios, cuando se trata de importaciones de grandes cantidades con una baja rotación.

transporte aceites características 2

 

En en el manejo de este tipo de tanques no existe una normatividad especifica en Colombia, los estándares de calidad son internacionales y cuentan con certificaciones especializadas

El consumo de aceite de Palma ha tenido un crecimiento sostenido durante los últimos años por las ventajas que ofrece particularmente para la industria alimenticia, como margarinas, panadería, chocolatería, confitería y heladería, entre otros usos.

Por otra parte, la producción mundial pasó de 20 millones de toneladas en al año 2000 a cerca de 63 millones de toneladas en el 2016; es decir, un crecimiento del 315 %. Colombia registra similar crecimiento al pasar de 520.000 toneladas (2.000) a 1.632.273 toneladas (2017) lo que significa un incremento del 313%, en el mismo periodo de tiempo, producto del aumento del área sembrada que pasó de 158.000 hectáreas a 466.000 hectáreas.

Del total de la producción nacional se exporta el 50 %, teniendo como principales destinos Holanda, Brasil, México, Alemania, España, Italia, República Dominicana, entre otros.

Hoy en día Colombia es el cuarto productor mundial de aceite de palma (2%), después de Indonesia (54%), Malasia (32%) y Tailandia (3%). Los principales consumidores de aceite de palma son China, India, Unión Europea e Indonesia, los tres primeros representando el 48 % de las importaciones mundiales.

Por: Karla Patiño, Internacionalista United Logistic Services S.A