Esta Resolución está enmarcada dentro de un objetivo de sostenibilidad y dentro del concepto de la economía circular.

El pasado 26 de julio de 2018, e Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (“MinAmbiente”) expidió la Resolución 1407 “Por la cual se reglamenta la gestión ambiental de los residuos de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio, metal y se toman otras determinaciones”. Básicamente, lo que busca es que los “Productores”, como los define la Resolución, creen un “Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Envases y Empaques, que fomente el aprovechamiento”.

Actualmente, bajo la Política Nacional para la Gestión Integral de Residuos Sólidos, se ha tratado de pasar de un modelo lineal a uno de la economía circular en donde se aprovechen al máximo todos los materiales y materias primas de las cuales están hechos los residuos sólidos. Y esto es exactamente lo que busca la regulación: que se creen planes para reaprovechar los envases y empaques de un solo uso. Según cifras del MinAmbiente, el 30% de los residuos son papel, cartón, vidrio, plástico y metal y una importante proporción son empaques y envases. Además, como lo establece la Resolución, dadas sus características, éstos son de baja biodegradabilidad y, si no son bien gestionados, incrementan la contaminación del suelo y del agua.

La medida principal y más importante que trae la Resolución 1407 es la obligación para los “Productores” de “formular, implementar y mantener actualizado un Plan de Gestión Ambiental de Residuos de Empaques y Envases, que fomente el aprovechamiento”. Estos planes podrán ser individuales o colectivos. Los “Productores” son definidos de manera extensa y allí están incluidos:

  1. Fabricantes y remanufacturadores de bienes en ejercicio de su actividad comercial, con destino al consumidor final y que estén contenidos en empaques o envases. Ojo, esto incluye a todas las empresas procesadoras de alimentos y establecimientos del sector horeca que utilicen empaques y envases de un solo uso.
  2. Quienes importen bienes para comercializar en el mercado nacional y que estén contenidos en empaques o envases.
  3. Quienes pongan en el mercado, como titulares de la marca exhibida, productos en los empaques y/o envases.
  4. Quienes pongan en el mercado empaques y/o envases para ser usados por una sola vez. Es decir, la definición de “Productores” es muy amplia, por eso revise muy bien porque, posiblemente, su empresa está incluida en la definición y es responsable de crear y hacer seguimiento a uno de estos planes, ya sea de manera individual o colectiva.

La Resolución excluye expresamente de estos planes los empaques y envases de residuos peligrosos, de fármacos y medicamentos y aquellos de madera y fibras textiles o naturales diferentes al papel y al cartón.

Los planes consisten en un conjunto de medidas para el aprovechamiento de residuos de empaques y/o envases con respecto al peso total de éstos puestos por los productores en el mercado en el año base, para lograr la consecución de unas metas establecidas en la Resolución. Adicionalmente, los productores deben hacer seguimiento a los mismos y presentar informes anuales de avance del cumplimiento. Ambos deben presentarse ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (“ANLA”).

La Resolución 1407  introduce obligaciones para varios actores de la economía y convierte el tema de la disposición de envases y empaques en un asunto de todos. Ahora no sólo las autoridades administrativas son responsables, sino que, desde el productor hasta los consumidores finales, incluyendo a municipios, distritos y autoridades ambientales, están involucrados y tienen obligaciones.

Los comercializadores, fabricantes e importadores, gestores de residuos de envases y/o empaques, las empresas trasformadoras de estos residuos, entre otros, tienen obligaciones de apoyar la ejecución de los planes. Los consumidores tienen obligación de entregar los residuos debidamente separados en los puntos de recolección establecidos por los productores.

Por su parte, los municipios y distritos deben apoyar los programas de sensibilización, fomentar el aprovechamiento de los residuos de empaques y envases, y apoyar la articulación entre las actividades establecidas por el municipio con los planes a cargo de los productores. Aunque la Resolución no se refiere a los gremios, consideramos que éstos terminarán jugando un papel determinante en la estructuración y el acompañamiento a los planes colectivos.

La Resolución ya entró en vigencia y los primeros planes se deben presentar a más tardar el 31 de diciembre de 2020, fecha que, aunque parezca lejana, llegará pronto. Así que revise bien, póngase  al día y trabaje solo o con su gremio para que la estructuración e implementación de su plan no sea después un dolor de cabeza.

Por: Maria Paz Mejía Londoño y Diego Márquez Arango, Abogados del equipo Alimentos y Bebidas, Del Hierro Abogados