Reducir el consumo energético y el impacto al medio ambiente es el propósito de la refrigeración industrial del S. XXI.

El consumo de energía de los sistemas de cadena de frío es parte importante de los costos operacionales del negocio, por lo que es necesario que las compañías tengan objetivos y metas muy claras para su reducción, sin deteriorar la calidad del frío en su sistema.

Hoy en día se encuentran disponible muchas soluciones que se pueden implementar tanto en
sistemas nuevos como en sistemas en operación para ahorrar energía, soluciones de bajo costo que impactan notablemente la competitividad y los PyG de las compañías.

En la actualidad existen variadas propuestas, cuyas diferencias radican básicamente en el costobeneficio que se ve reflejado en el ahorro energético del sistema o en el impacto ambiental causado. Juan Pablo Cárdenas, director de ingeniería de Refridcol, señala que “dentro del sector industrial se presentan propuestas con diferentes medios refrigerantes como amoniaco, CO2, propilenglicol y otros hidrocarburos considerados como refrigerantes naturales”.

“Los sistemas que se imponen en el mercado son las centrales frigoríficas y los enfriadores por aire
forzado, donde los de expansión directa lo lideran, en razón a su curva de aprendizaje que es muy alta en los mercados, además por la disponibilidad de soporte técnico.” Carlos H. Rojas,, Ing., socio Rojas Hnos. S. A.

Refrigerantes Ed 74

De otra parte están la integración de tecnologías de punta en compresión, intercambiador de calor, sistemas de bombeo para recirculación, válvulas de regulación electrónicas y sistemas de control inteligentes creando una combinación eficiente, y, de esta manera, imponiéndose en el mercado internacional y nacional, respetando los diferentes protocolos y convenios ambientales; así como la regulación de cada país.

“No podemos dejar de un lado que todo obedece a una combinación entre el costo inicial y operacional, garantizando su compatibilidad con sistemas convencionales, dicho esto, los siguientes sistemas se imponen cada día más en el mercado”, advierte John Polo,director de ingeniería de Grivan Ingeniería.

Y acerca de la tecnología CO2, agrega: “es una alternativa que presenta ventajas relacionadas al medio ambiente y la eficiencia energética, en instalaciones bien aplicadas gracias a sus propiedades termodinámicas y debido a mayor densidad volumétrica tenemos menor cantidad de gas, menor diámetro de la tubería y mayor eficiencia”. Existen fundamentalmente dos tipos de instalaciones como solución sostenible aplicadas con CO2, los cuales dependen de las condiciones ambientales de la región del proyecto y la tecnología aplicada, y una tercera que es combinación de ambas tecnologías.

Cuartos fríos, las recomendaciones

Cada proyecto tiene una naturaleza y objetivos particulares, así como unas condiciones aplicadas diferentes, por ende, los sistemas de refrigeración recomendados dependen de varios factores. Lo más importante es tener en cuenta siempre consultar a un experto en la materia, teniendo claro cuál se necesita suplir, buscando siempre el mejor balance térmico, eficiencia energética, costos de inversión del proyecto y sostenibilidad del mismo así como del impacto ambiental.

Para el director de ingeniería de Refridcol, lo ideal es trabajar en la medida que sea posible con refrigerantes naturales (amoniaco, CO2, hidrocarburos) que no impacten en gran medida al medio ambiente.

Dentro del sector industrial se presentan propuestas con diferentes medios refrigerantes como amoniaco, CO2, propilenglicol y otros hidrocarburos considerados como refrigerantes naturales.

“Pero dentro de la gama de los refrigerantes de freón se pueden utilizar los HFC (Hidrofluorocarbonos) o HFO (Hidrofluoroolefinas) que son mezclas libre de cloro, siendo esta última un gran avance de la
tecnología como una muy buena opción para mitigar el efecto del medioambiente, una vez se haya normalizado su producción y fácil consecución en el mercado”.

Al respecto, el director de ingeniería de Grivan Ingeniería explica cuáles son las característica a considerar en los cuartos fríos, para un óptimo control, regulación, protección, alarmas y sistemas de monitoreo, buscando sacar el máximo provecho de la ingeniería de diseño:

refrigerantes 2 Ed 74

Una última recomendación se refiere a tener como industria unas buenas prácticas al presupuestar un sistema de refrigeración, y considerar la toma de seguros de rotura de maquinaria y mercancía almacenada en los cuartos fríos, ya que representa unos valores considerablemente más altos y siempre existen condiciones de riesgo latente de falla de carácter externo, que pueden afectar a los equipos o al producto generando averías y afectación de los inventarios.