Dentro de las tendencias mundiales, es común escuchar diferentes tipos de productos que garantizan el ahorro energético. ¿Cuándo se garantiza un verdadero ahorro energético?

El consumo de energía y la protección del medioambiente se han convertido en temas de suma
importancia para las industrias, las cuales buscan garantizar el sostenimiento de sus procesos con el
menor consumo energético posible. Esta inclinación nace al querer disminuir el costo financiero que produce el funcionamiento de los
equipos de refrigeración.

Estas son algunas recomendaciones para un mejor frío con un consumo de energía bajo, según la necesidad que se requiera en una cadena de frío.

  • Intercambiadores de calor o condensadores

 

  1. Primordialmente, se aborda el tema de condensación cuando nos referimos a este tipo de equipos. Inicialmente se debe identificar la mejor ubicación posible del condensador, para que el calor -que debe ser rechazado por el mismo- tenga un espacio abierto y dé mayor flujo de aire, de este modo, no existirá concentración de calor en sitios cerrados, lo que aumenta el consumo de los equipos mecánicos.
  2. Cuando hablamos de un condensador remoto recomendamos que el equipo no esté expuesto directamente a los rayos del sol. Por el simple hecho de la vida útil del equipo y el tema de una mejor condensación del gas refrigerante.
  3. Mantenimiento preventivo. De esta manera, no se formará una placa de polvo en el panel de condensación y el equipo trabajará con mayor eficiencia  según su fabricación.
  4. Motores EC. Un motor EC aproximadamente consume un 10% menos que un motor AC. Así mismo, la mayoría de fabricantes de este tipo de elementos ofrecen equipos con motores EC, identificando la tendencia en ventilación. Hoy en día se apuesta por la condensación bajo demanda real de refrigeración y en estos casos es donde se hacen necesarias la tecnologías y actualizaciones.  
  5. Variadores de velocidad (VSD, por sus siglas en inglés Variable Speed Drive). Pueden ser empleados en ocasiones en donde la temperatura ambiente favorece el tema de condensación. De esta forma, los motores ventiladores de una condensadora puede que no requieran estar en su máxima capacidad (100%) y disminuyan su rotación a unas menores revoluciones mermando la demanda energética (Kw/h) de cada motor.

 

  • Compresores

 

  1. Selección adecuada de un compresor. En este ítem debemos tener en cuenta las condiciones exactas a las cuales deberá trabajar el equipo, tales como: temperatura de evaporación, temperatura de condensación, temperatura del gas de retorno, recalentamiento útil, recalentamiento adicional, subenfriamiento, subenfriamiento adicional y el tipo de refrigerante.
  2. Tener en cuenta que debe de existir un diseño de cargas previo. Puede que una demanda térmica sea distribuida según el tipo de proceso en varios compresores, un tipo de sistema en paralelo (rack), neutralizar las cargas en un solo equipo o en aplicación de tecnologías digitales, en donde la capacidad del compresor oscila entre 100% al 30%; y se ajusta según el proceso.
  3. Identificación de proceso (industrial o sostenimiento de frío).
  4. Existe la posibilidad de convertir un compresor semihermético convencional al trabajar con un sistema (VSD).  

 

  • Evaporadores

 

  1. Identificar las capacidades, temperatura de evaporación, tiro de aire, renovaciones de aire, humedad relativa y  ubicación.
  2. Super hit en el evaporador, esto con el objetivo de hacer un buen aprovechamiento de la eficiencia del mismo.
  3. Selección adecuada y calibración de la válvula de expansión.
  4. Implementación de Motores IQ. .
  5. Válvulas reguladoras de presión en el evaporador que permiten graduar porcentualmente la presión en succión, haciendo un circuito más eficiente.

 

  • Aislamiento térmico

 

En los cuartos fríos, un buen aislamiento térmico consta de un panel tipo sándwich inyectado de poliuretano con una lámina de acero, el cual es empleado de varios espesores según el tipo de proceso. Una correcta instalación de este elemento es pieza fundamental en la hermeticidad de un cuarto frío que es referida a menores ganancias de calor externo.

Existen muchas variables que pueden ayudar a un sistema de refrigeración  a ser más eficiente y tener menor consumo. Para este tipo de instalaciones recomendamos tener claramente identificada la necesidad, el proceso requerido y  un buen acompañamiento de expertos en el tema.

Por: TRS