Antes de implementarlos es importante conocer diversos aspectos que pueden influir en su decisión de complementar sus productos con ingredientes de este tipo.

En las listas de tendencias en alimentos y bebidas que en los últimos tres años han compartido diferentes consultoras en el mundo, los alimentos funcionales han estado en los principales lugares. Estos se han convertido en productos atractivos para el mercado, y más aún por la “onda” saludable que motiva las compras de los nuevos consumidores.

Sin embargo, uno de los dilemas de este tipo de productos ha sido su precio que, como se ha evidenciado en el mercado, es mayor al de los tradicionales. De acuerdo con las consultoras Nielsen y Kantar, en América Latina:

ingredientes

El precio de la canasta familiar con ellos es 2,1 veces mayor, ya que esta suele estar integrada por 12 productos, si no incluye alimentos funcionales; mientras que con estos últimos, la constituyen 39 productos, aproximadamente. Sin embargo, de acuerdo con la Tendencia Mundial de Alimentos
y Bebidas para 2017 de Mintel: “Equilibrando la balanza: salud para todos”, se resalta que los productos saludables no deben ser considerados un lujo, y las tendencias van encaminadas a democratizarlos.

Ingredientes 1¿Qué tan rentable es relanzar un producto con ingredientes funcionales?

“El costo adicional sobre alimentos funcionales puede estar en un rango entre 20% y 40% dependiendo del tipo de sustancia que se les añada”, dice Méndez, quien agrega que esta demanda ha sido un reto en la industria, dada la exigencia en el perfil sensorial y debido a que el producto aporta propiedades saludables al consumidor.

Si entre sus planes está relanzar un producto de su portafolio con características funcionales o poner en el mercado uno completamente nuevo, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Evalúe muy bien el tipo de consumidor al cual quiere llegar.
  • Revise el proceso de elaboracióny el tipo de ingredientes que desea añadir, así podrá elegir la mejor estrategia que se ajuste a su producto.
  • Trabaje en reducir costos de otros ingredientes para adicionar los nuevos y en que no se presenten costos demasiado elevados, así podrá hacer productos que además de ser funcionales, sean asequibles.
  • Infórmese sobre las normas de etiquetado y rotulado que debe cumplir en sus alimentos y bebidas funcionales.