Para este nuevo año, las industrias de alimentos no solo están invirtiendo en la construcción de nuevas plantas, sino que le apuestan significativamente a la automatización y digitalización de sus procesos para lograr mejores resultados.

El actual panorama de la industria señala la apertura de nuevas fábricas, pero evidencia mucho más interés por parte de las empresas en adquirir nuevas tecnologías. Esto se puede observar en casos como los siguientes, y el de Colombina, que se abordará en este especial.

  • En Perú, el Diario El Comercio compartió que Grupo Gloria permanece en constante modernización de su infraestructura y abrió a finales de 2017, la que podría considerarse una de las plantas más modernas del mundo, en Argentina, país donde opera a través de su filial Corlasa. La construcción del complejo requirió US$48 millones y tiene la capacidad de procesar entre 400 mil y 600 mil litros de leche al día, con lo cual la empresa tendrá mayor capacidad para atender el mercado argentino y las exportaciones hacia Perú y otros países de la región.
  • Según Portafolio, Productos Ramo invirtió cerca de $80.000 millones en una planta que se ubica en la zona franca de occidente y pertenece a una nueva empresa de la organización Ramo llamada Zona Franca PIR SAS (Parque Industrial Ramo). Este centro de producción es de 13.000 metros cuadrados y representa para la compañía una ampliación de su capacidad instalada en un 30%. Actualmente produce 6.500 toneladas al año, pero tiene capacidad de producir a futuro 26.000 toneladas. El producto que se está elaborando en esta nueva sede de producción es el Ramo tradicional.
  • Dinero compartió que Central Cervecera de Colombia está en proyecto de abrir una nueva planta de Heineken en Sesquilé, Cundinamarca, que tendrá una inversión estimada de US$400 millones y una capacidad de producción de 3 millones de hectolitros al año. Se espera que comience operaciones en el primer semestre de 2018.
  • Según la revista Dinero, Bimbo inauguró con una inversión por encima de los US$86 millones, una nueva planta de producción y centro de distribución en Tenjo, Cundinamarca, que comenzó sus operaciones en septiembre de 2017. Con una capacidad de producción de 8 toneladas por hora y líneas específicas de producción para productos como pan de hamburguesas y snacks, la empresa logrará ampliar su portafolio y además entrará como nuevo competidor en la categoría de hojaldres.