Cada año, cientos de empresas de alimentos pagan millonarias multas por reclamos asociados a la seguridad de sus productos, deficiencias que podrían ser evitadas con mantenimiento y limpieza a tiempo.

La limpieza de las instalaciones y el mantenimiento de las máquinas juegan un papel fundamental en el ámbito de la producción industrial de alimentos, ya que es imprescindible evitar la contaminación microbiana, la formación de gérmenes y descartar partículas extrañas, para proteger a los consumidores.

“Con infraestructura en óptimas condiciones se garantiza la integridad del operario”. Juan Ramírez, target market manager de Sika.

No obstante, para Juan Ramírez, Target Market Manager de Sika, si bien la protección del cliente final es primera en la lista, la del personal y el patrimonio de la compañía también son fundamentales, y se ven afectadas directamente por protocolos de limpieza y mantenimiento  deficientes.

“Con infraestructura en óptimas condiciones, con superficies seguras para las diferentes  operaciones de su proceso productivo, se garantiza la integridad del operario;  y con soluciones que garanticen los menores tiempos de parada y el mejor desempeño a lo largo del tiempo, se vela por la sostenibilidad de las compañías”, asegura.

Sin duda, la selección de los componentes correctos para un funcionamiento
seguro y una limpieza óptima son imprescindibles.

David Rodríguez, gerente de segmento industrial en Alimentos y Bebidas para Festo Colombia, señala que el mantenimiento debe ser un equilibrio entre la corrección y la prevención, controlando que cada uno afecte en lo más mínimo el proceso productivo.

Vea la nota completa en la edición virtual.