La codificación es un factor imprescindible en la elaboración de los productos procesados. ¿Qué tecnología le conviene más para marcar los alimentos y bebidas de su empresa? Aquí le cuento.

Tecnología láser

Cuando hablamos de botellas, bien sea PET o vidrio, los equipos láser son muy útiles para su marcación, pues implican menores horas de mantenimiento dado su fácil manejo, y representan ahorro en consumible debido a que no requieren el uso de suministros como cintas de transferencia térmica, tinta o solvente. Esto hace que las operaciones sean más limpias, lo que contribuye a la disminución de tiempos de producción, paros de la línea y desperdicio de material.

La tecnología láser también está siendo utilizada para la marcación de productos en los cuales otro tipo de impresión de código sería muy difícil de mantener, y se emplea para evitar al máximo la falsificación de la marcación.

Tecnología TTO

Supone el uso de cinta de transferencia térmica como único consumible. Esta transfiere la información al sustrato (superficie a codificar) por medio de calor. Los equipos TTO son utilizados mayormente para la marcación de productos como líquidos o granos, los cuales estarán contenidos en láminas de empaque flexible.

Esta técnica no provoca derrames o suciedad en los procesos de codificación, lo que representa un ahorro de tiempo y se evitan posibles desperdicios de materia prima.