El consumidor hoy presta atención a los alimentos que compra y consume, por eso se fija en su contenido para establecer que sus ingredientes sean saludables y orgánicos. La industria comienza a despertarse frente a esta tendencia.

Así lo dejó claro un estudio global sobre salud y bienestar hecho por Nielsen hace dos años, en el que consultó a varios colombianos sobre sus hábitos a la hora de seguir estilos de vida saludables.

codigo de barras

Pero no cabe duda, la tendencia de fijarse -con minuciosidad- en la tabla del contenido de los productos, es una evolución que cobra interés en la frase “quiero lo natural”.

etiqueta de alimentos

De ahí que la sentencia mundial se asocie cada vez más hacia el Clean Label o el etiquetado limpio, con el objetivo de que el comprador comprenda, sin mayores inconvenientes, cada ingrediente expuesto.

Por tanto, la manera transparente y la cantidad de información que las empresas ponen a disposición de sus clientes, muestra el nivel de confianza que quieren establecer con ellos.

De hecho, investigaciones arrojan que la mayor parte de los estadounidenses y europeos examinan
las etiquetas y las analizan exhaustivamente, por el simple hecho de que quieren encontrarse con productos naturales, preparados con ingredientes auténticos y amigables.

“No es extraño que ahora la gente tienda a desconfiar de los números E, es decir, de los potenciadores del sabor y de los saborizantes artificiales, y justo por eso, soliciten que las tablas informativas puedan entenderse claramente, con una lista corta de ingredientes y que estén libres de aditivos, de químicos y que den la sensación de ser tan naturales, como caseros”, sostiene Soraya Rodríguez, especialista en desarrollo de mercados de Ingredion Colombia.

bandeja espumada 14 divisiones darnel atributo 4

Por último, es necesario que los alimentos sean procesados, empacados, transportados y almacenados de tal manera, que puedan retener su valor nutricional. Así mismo, deben tener alternativas de envasado con capacidades funcionales antifúngicas, antimicrobianas o con secuestradores de oxígeno, que eviten la oxidación.