Los sabores en 2017

El estudio Global Food and Drink Trend 2017, realizado por Mintel indica que para este año las tendencias en sabores están relacionadas entre formulaciones de tradición y desarrollos modernos y novedosos.

Frutillas

 

 

Los sabores naturales marcan la tendencia en la industria de alimentos. Según el informe de
Technomic’s, sobre las tendencias de consumo en sabores, reportó que el 52% de los “millenials” y el 35% de los consumidores (mayores de 60) admiten tener un interés en buscar sabores nuevos e innovadores. Así mismo, el 46% de la nueva generación está dispuesto a pagar más dinero por productos con sabores novedosos.

 

 

Los sabores étnicos: la apuesta por lo natural
La búsqueda de desarrollos de productos que estén ligados a tradiciones o culturas gastronómicas ha sido una apuesta en las innovaciones de algunas empresas. El uso de las especias exóticas qu mezclan las tradiciones culturales de un pueblo, con productos de otros países, está determinando un camino importante para responder a las necesidades de los consumidores.

Cuadro con texto

Y es que el desarrollo de estos sabores, a partir de las tradiciones culturales, vienen ligadas a la tendencia “saludable” que ha transformado el mercado en los últimos años. De acuerdo con el informe Nielsen Survey: Consumer Eating Habits, en todo el mundo, los consumidores escogen productos en los que se haya prescindido de ingredientes considerados como poco saludables como los ácidos grasos trans, azúcar, sal o ingredientes susceptibles de provocar alergias. De hecho, en este mismo estudio, dos tercios de los consumidores a nivel mundial (68%) dijeron que estaban dispuestos a pagar más por los alimentos sin ingredientes indeseables.

Por este motivo, la demanda Clean Label ha tenido un enorme impacto en todas las categorías de alimentos, incluyendo en el desarrollo de sabores para la industria procesadora. Por este motivo, “las gran tendencia a la que responden las industrias es a emplear ingredientes reconocibles y aditivos naturales, apostándole a los sabores de la naturaleza”, explica uno de los voceros del Centro Tecnológico AINIA. Incluso, la utilización de los ingredientes naturales como semillas, plantas o legumbres como saborizantes, permite también aprovechar los beneficios inherentes a ellos para apostarle nutricionalmente a los desarrollos de producto.