Una de las principales razones del fracaso de los productos funcionales es la excesiva dependencia de los mensajes de salud que usan las compañías para promocionarlos. Entérese de las otras 11 causas más frecuentes por las que un producto con características nutricionales especiales no es tan exitoso entre los consumidores.

Para nadie es un secreto que el desarrollo de nuevos productos en los últimos años ha estado relacionado con el interés creciente de los consumidores por mejorar su salud a partir de lo que comen. Los proveedores de la industria se han esforzado cada vez más por desarrollar ingredientes funcionales que respondan a la necesidad de las empresas y del mismo modo los fabricantes de alimentos industriales han enfocado sus esfuerzos en crear nuevos y mejores productos orientados a resolver problemas de salud.

Grandes presupuestos han sido invertidos en desarrollar alimentos nutricionalmente únicos y prometedores, pero las estrategias de mercadeo de los mismos no siempre han sido las indicadas, incluso, han llegado a ser las responsables de que muchos productos funcionales mueran a pocos días de haber nacido.

Las 12 causas del fracaso

Según uno de los informes más recientes de New Nutrition Business, firma de investigación dedicada a generar perspectivas de calidad y estudios prácticos en la industria de alimentos, depender demasiado de los beneficios para la salud como una manera de diferenciar un alimento o una bebida ante el consumidor, es la causa más común de fracaso de estos.

f9

Julian Mellentin, director de la firma explica que sorprendentemente, con frecuencia las empresas se centran en los beneficios para la salud como el único punto de diferenciación de los productos y subestiman otros factores clave del producto como bien podría ser la comodidad”.

Según el ejecutivo, entre las 12 causas del fracaso ilustradas por 22 estudios de caso que hacen parte del informe, también se destacan:

sobrevalorar el potencial del mercado, enfocar un lanzamiento en el mercado masivo en lugar de pensar en nichos y los desajustes entre entre los productos y las materias primas orientadas a ciertos beneficios (por ejemplo, yogur con aceite de pescado).

Principales razones para el fracaso de los funcionales

Cuanto más grande es el círculo más frecuencia tiene como punto de fallo.

f10

Aprovechar nuevas oportunidades

Para evitar el fracaso de ingredientes y productos funcionales, una de las recomendaciones más importantes según New Nutrition Business, es transmitir los beneficios de los productos a través de mensajes fácil de entender para el público, lo que no ocurre con frecuencia.

Por su parte, durante el encuentro de Innovación y ciencia realizado por DuPont en Bogotá, Iara Veiga, Gerente de Marketing Estratégico DuPont Nutrición y Salud, explicó que para lograr transmitir la información correcta a los consumidores, es necesario tener claro a quién van dirigidos los productos.

Es poco recomendable apuntar a todo tipo de consumidor si los productos tienen características especialmente dirigidas a una población específica, los consumidores valoran cada vez más todos los esfuerzos hechos por las compañías para mejorar sucondición de vida y valoran en gran manera que dichas propiedades les sean bien informadas, manifestó la ejecutiva.

f11

Los sabores precisos para el consumidor indicado

Una de las razones para el fracaso de los productos funcionales, mencionados en el informe de New Nutrition Business, es el uso erróneo de sabores y la texturas en nuevos alimentos. Las decisiones equivocadas en cuanto a estos dos aspectos, podrían provocar entre los consumidores tal decepción que en últimas preferirían desvincularse del producto o peor aún, de la marca que lo desarrolló.

Así las cosas, es necesario tener una clara segmentación del público para conocer a profundidad sus preferencias. No basta con innovar y arriesgarse a lanzar un alimento para las masas a fin de descubrir sobre la marcha cuáles son los intereses de la población, lo ideal es diseñar un producto acertado que logre cautivar a un grupo especial de personas.

El mercado actualmente prefiere las mezclas de sabores. Combinaciones como la menta y el chocolate han conquistado al público adulto joven cuando se trata de helados y caramelos, de igual manera, las combinaciones frutales entre cítricos, exóticos y aromáticos que han cobrado importancia en lo referente a bebidas refrescantes.

Por su parte, el público infantil sigue prefiriendo sabores rojos o berries siendo el predilecto entre los pequeños la fresa. Aún así, los productos para niños lanzados recientemente indican que sabores como sandía o chicle también hacen parte de la lista de favoritos.

Los snacks adquieren cada vez más una orientación local en cuanto a innovación se refiere, de esta forma las papas chips y los extruidos son diseñados con sabores tradicionales como carne asada, chicharron, chorizo, pollo con especias, entre muchos otros según la región o país donde sean desarrollados. Cada vez se hace más popular por parte de las compañías fabricantes de productos la idea de convertir platos populares en paquetes.

La industria cuenta con una variada oferta de ingredientes y sabores orientada a cautivar a los diferentes tipos de consumidor, sin embargo, la responsabilidad de realizar un buen desarrollo de los productos está en manos de cada compañía de alimentos, el reto está en conocer a plenitud qué es lo que el consumidor quiere.