El hambre oculta es la deficiencia de micronutrientes, es decir, la carencia de vitaminas y minerales. La industria podría ayudar a eliminar este problema pero aún no sabe como hacerlo.

El hambre oculta es la deficiencia de micronutrientes, es decir, la carencia de vitaminas y minerales. Respecto a las deficiencias de micronutrientes, las principales son: Zinc, Hierro, Vitamina A, Ácido Fólico y Calcio, precisa Santiago Mazo Echeverri, Asesor Nacional en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la FAO.

El enfoque actual de la seguridad alimentaria y nutricional, caracterizado por importantes prevalencias de desnutrición infantil, combinada con altas prevalencias de sobrepeso y obesidad en un mismo hogar, nos obliga a redirigir las estrategias de intervención hacía ambas caras de lo que en conjunto llamamos malnutrición (desnutrición, sobrepeso y obesidad), explica el ejecutivo de la FAO. Las consecuencias de este fenómeno son:

. Por la deficiencia de Zinc en los niños menores de cinco años:
mayor prevalencia de diarreas e infecciones respiratorias y retraso en el crecimiento.

Por la deficiencia de Hierro y Ácido Fólico:
anemia, dificultades de aprendizaje y malformaciones al nacimiento.

. Por la deficiencia de Vitamina A:
mayor riesgo de enfermedades infecciosas (EDA, IRA), problemas de piel y retraso en crecimiento

. Por la deficiencia de Calcio:
retraso en el crecimiento, osteopenia y osteoporosis, problemas de coagulación sanguínea y deficiencias orales.

t1

Por la deficiencia de proteínas:
problemas de crecimiento, bajas defensas contra enfermedades, problemas de piel, cabello, uñas, dientes, entre otros.

. Los excesos en el consumo de alimentos altos en energía (azucares y grasas):
conllevan al sobrepeso, obesidad, riesgo de enfermedades cardiovasculares (infartos y accidentes cerebrovasculares), diabetes e hipertensión.

Fuente: Nutreo, FAO y OMS.

La solución esta en la industria Alimentos

La gente relaciona el hambre con la pobreza porque las personas no tienen el dinero para conseguir la suficiente cantidad de alimentos; pero existe mucha gente adinerada que padece de hambre oculta. De hecho, el 44% de las mujeres en el mundo sufre de anemia y quizás no lo saben, la deficiencia de calcio en mujeres en el país puede superar el 90% y no son pobres, contextualiza Andrés Daniel Giraldo, gerente general de Nutreo.

A partir del trabajo que desarrolla Nutreo, Giraldo añade que una de las estrategias para llevarle micronutrición a la población de un país es a través de la fortificación de los denominados staple foods, alimentos como sal, azúcar, panela, arroz o harina de trigo porque son muy baratos y ampliamente consumidos por la población. La industria, cuando hace este tipo de fortificaciones, puede pretender dos objetivos: Tener un mayor valor agregado de su producto y dar mayor valor nutricional a sus consumidores.

El comprador de hoy en día valora las marcas que hacen algo por ellos. Entonces, si éstas dan un mayor valor nutricional para evitar el hambre oculta, él lo valorará.

Uno de los casos que conoce Nutreo es el programa DIA (Desayunos Infantiles con Amor), desarrollado por el ICBF, con el cual se ofrece a 800.000 niños un desayuno o refrigerio en la mañana con una caja de leche de 200 ml y unas….

 

Otro público objetivo para los alimentos fortificados con micronutrientes es aquel que tiene exigencias muy altas: deportistas, personas que no duermen lo suficiente…. Andrés Daniel Giraldo, gerente general de Nutreo

 

galletas. Esa leche y esas galletas van fortificadas con Hierro, Zinc y Ácido Fólico. Los productos son fabricados por la industria láctea, el ICBF determina qué debe llevar y Nutreo asesora ambas partes.

Con este trabajo mancomunado queda claro que:

1 Fortificar es muy económico. En el caso de la fortificación con micronutrientes para una leche puede costar $3 por cada caja de 200 ml.

2 Fortificar no cambia el sabor, ni el color, ni el olor de los alimentos si se hace bien. Una empresa con experiencia y con el personal idóneo puede acompañar los procesos de fortificaciones para que no cambien las propiedades sensoriales organolépticas del producto.

t2

3 Fortificar no altera la vida útil de un producto.

Resolución 333 del 10 de febrero de 2011

Para poder declarar en su etiqueta alguna intervención con micronutrientes debe regularse por esta resolución que indica poder usar los siguientes términos:

Alto: por porción declarada en la etiqueta, el alimento debe contener 20% o más del valor de referencia de uno o más nutrientes. Los alimentos que cumplan con el descriptor alto, también podrán utilizar los siguientes sinónimos: rico en o excelente fuente de.

Buena fuente: por porción declarada en la etiqueta el alimento contiene 10% al 19% del valor de referencia de uno o más nutrientes. Los alimentos que cumplan con el descriptor buena fuente de, también podrán utilizar los siguientes sinónimos: proporciona, fuente, contiene o con.

Prácticamente todos los alimentos se pueden fortificar

Los sectores que más han contribuido con la eliminación del hambre oculta, a través de la fortificación con micronutrientes son los lácteos y los cereales, pero ya existen en el mercado otros ejemplos de ingredientes que alcanzan un mayor número de población.

LAS DEFICIENCIAS
de hierro y vitamina A son las principales causas de enfermedades en el planeta.

Fuente: Nutreo, FAO y OMS.

Sigra, por ejemplo, desarrolló la referencia MAX, un aceite de soya que está enriquecido con vitaminas A y D, y adicionado con DHA en una cantidad de 16 mg por porción. Los desarrollos que Sigra ha realizado para ayudar a mejorar la nutrición son a través de aceites para el hogar, los cuales se convierten en vehículos de nutrientes oleosolubles para vitaminas A, D, E, Omega 3 (DHA) considerados como esenciales para el mantenimiento de la salud y funcionamiento corporal normal, explica Martha Castro, jefe de investigación y desarrollo en esta empresa.

También la agremiación Fedepanela lanzó al mercado la Fortipanela con ayuda de Nutreo. Este ingrediente llega a muchas familias colombianas de todos los estratos, incluso se preparan teteros para los menores con lo cual logran alcanzar población vulnerable, con un insumo popular. Un caso semejante se logró con la Arepa de la Troja, fabricada por Productos Alimenticios de la Finca en Antioquia.

La empresa colombiana Nutreo ha avanzado notablemente en el programa Quali Warma de Perú que integrará productos fortificados para la alimentación escolar. Próximamente comenzará la labor con la Organización de Naciones Unidas con el objetivo de fortificar alimentos con micronutrientes para toda América Latina.

Programa DIA

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, provee a un grupo poblacional de la primera infancia lo que ha llamado DIA – Desayunos Infantiles con Amor. Se trata de un programa social del Gobierno colombiano que busca garantizar un aporte nutricional a niños y niñas, mediante la entrega de los complementos nutricionales fortificados.

Desde el 2013 pasó a cubrir de 180 días a 300 días. El ICBF estima que en 2013 demandó cerca de 97.8 millones de litros de leche para todos sus programas, con una inversión cercana a los 206 mil millones de pesos.

. Inversión del ICBF: 60 mil millones de pesos.

. Beneficiados: niñas y niños entre los 6 meses y los 4 años y 11 meses de edad.

Para quienes entre 6 y 11 meses: un paquete de Bienestarina tradicional y/o saborizada de 900 gramos.

Para quienes tienen entre 12 meses y 4 años y 11 meses: una porción por 200 ml de bebida láctea UHT, fortificadas con Hierro, Zinc, y Ácido Fólico. Una galleta (wafer, cracker o sándwich) de 30 gramos, enriquecida con Hierro y Ácido Fólico. Un paquete de Bienestarina tradicional y/o saborizada de 900 gramos.