Contar con el 30% del agua en la superficie en Latinoamérica es uno de los privilegios que hoy tienen los países de la región para definitivamente proyectarse como la potencia de alimentos por excelencia del mundo.

Un hecho sustentado en el estudio titulado Agricultura y Desarrollo en América Latina: Gobernanza y Políticas Públicas, en el que participaron el Centro de Estudios Económicos del Colegio de México, Sidesa de Costa Rica, el Instituto de Estudios Peruanos, Rimisp de Chile y Grupo CEO-Forges de Argentina.

Planeta

El compromiso de la industria de alimentos por promover sus productos es una de las características que vienen marcando la tendencia en la región. Si bien en Colombia, Ecuador y Perú existen algunas dificultades por las cuales se debe trabajar, la promoción de estos sectores y su reconocimiento a nivel mundial es cada vez mayor.

La relevancia se hace más evidente en los espacios que tanto gobiernos como privados vienen construyendo en el tiempo. Es clave tener en cuenta que la innovación, la inocuidad y la competitividad son los temas que están marcando esta tendencia para impulsar este rubro de la economía.El mundo no debe dejar de alimentarse y las compañías tampoco pueden detener su compromiso por entregar productos de primera calidad que satisfagan estas necesidades.

alimentos industria e1506034393929

Ejemplos concretos como INNOVAL, Food Safety y Expoalimentaria permiten identificar inmediatamente que los procesos, aunque puedan parecer lentos, no son necesariamente un fracaso.

El futuro espera el desarrollo y los campos de la región continúan construyéndose en medio de las dificultades para potencializar una industria y un continente que será la bien llamada alacena del mundo.