La naturaleza de los entornos de procesamiento de alimentos y el creciente riesgo de contaminación exige que la industria esté alineada con pautas más rigurosas en el mantenimiento y en el diseño de pisos. Hoy muchos de estos se construyen con un alto grado de ingeniería y las exigencias son parte intrínseca de cada proyecto.

Para las instalaciones de alimentos, normas como FDA Food Code Capítulo 6 ­ Instalaciones físicas,la NSF y la OSHA  establecen disposiciones precisas para la instalación del piso dentro de la planta siendo el suelo una de las  estructuras que sufre el mayor desgaste derivado del tráfico, movimiento y vibraciones de equipos ( la exposición al agua y químicos, entre otros).

¿Qué aspectos deben considerarse?

Existen tres aspectos esenciales que se deben evaluar para la adecuada preservación de un piso: la preparación del piso, su recubrimiento y la calidad.

Un piso de buena calidad, permite una operación con la máxima eficiencia y reduce los costos de mantenimiento, traduciéndose en una mayor ganancia para su planta. Un piso vulnerable al daño contribuye a acelerar su deterioro, dando como resultado un nivel de sanidad deficiente y condiciones inseguras de trabajo.

  • Impermeables, no permitiendo el paso de sustancias o materiales del subsuelo hacia la superficie o viceversa.
  • Homogéneos, de tal forma que los materiales mantengan una continuidad en sus características a lo largo de toda la superficie.
  • Fácil limpieza y sanitización. Su textura y composición deben permitir que estas actividades se facilitan y evitar la acumulación de residuos.El suelo está expuestos a grasas, aceites calientes, sangre soluciones azucaradas y alimentos naturalmente ácidos. Además cualquier intersección permite la propagación de bacterias.
  • Resistentes a la carga. Deben ser capaces de soportar la carga y la intensidad de uso a la que estarán sometidos derivado de las actividades propias del área.
  • Lisos. Las superficies deben de estar libres de uniones y grietas. Las uniones en caso de existir, no deben ser mayores a 1 mm.
  • Resistentes a las temperaturas propias del área y a las fluctuaciones que se puedan llegar a presentar.Debe resistir desde 120° hasta 40 ° C (Shock térmico)
  • Resistentes a los productos químicos de limpieza, mantenimiento o escurrimientos propios del proceso de los alimentos.
  • Con pendiente hacia el drenaje del 2% en áreas de proceso, que permita el desalojo y escurrimiento hacia el drenaje.
  • Con uniones redondeadas o a 45º entre el piso y la pared

La amplia gama de sistemas para pisos Toxement le permite escoger la superficie que mejor se adapte a sus necesidades y así lograr la solución más adecuada y rentable.Si desea más información o una  cotización del producto diligencie el formulario.