En las últimas décadas se ha apreciado un cierto cambio en la introducción de nuevas tecnologías capaces de desarrollar alimentos de alta calidad, conservando la inocuidad  y reduciendo el riesgo de contaminación por medio de métodos cada vez más novedosos como son la filtración.

Este procedimiento juega un papel crucial a en el procesamiento de alimentos y bebidas además de proporcionar un método seguro y económico para eliminar impurezas y alargar la vida útil de muchos productos consumibles y  eliminar los ingredientes no deseados.

Su clara versatilidad,  radica en el hecho de que trabaja sin la adición de productos químicos, con un uso relativamente bajo de energía y conducciones de proceso fáciles y bien dispuestas. Siendo la separación precisa de partículas cada vez más importante en la producción de cerveza, zumo de manzana y muchos productos lácteos.

Por otro lado, la filtración constituye un modo eficaz de lograr una calidad similar a la de los alimentos frescos con una menor contaminación microbiana, es una de las tecnologías más modernas utilizadas para la clarificación, concentración, separación de componentes, desalación y purificación de bebidas.

Los productos por excelencia a los que se les aplica la tecnología de la filtración de membrana son la leche y los zumos. Se trata de productos líquidos, relativamente abundantes, baratos y con un nivel de consumo importante.

Aplicaciones y resultados

También aplicable en  zumos de fruta y verdura, como el de manzana o zanahoria; algunos quesos y productos lácteos, como el queso cheddar, la ricota y algunos postres lácteos; los helados, la mantequilla o algunas leches fermentadas; desnatados o bajos en lactosa; l; la cerveza, el vino y la sidra sin alcohol, entre otros.

Las técnicas clásicas empleadas para incrementar la conservación y la seguridad de estos productos se basan en tratamientos térmicos, como la pasteurización y la esterilización. Estos tratamientos requieren importantes cantidades de energía, por lo que la filtración no encarece el producto, e incluso, puede conseguir una ligera reducción de costos.


Ramguz, líder en innovación para la industria de alimentos y bebidas ha desarrollado soluciones personalizadas e integradas para el cumplimiento de los estándares de calidad, a través de tecnologías de filtración y equipos de análisis de laboratorio. Si desea conocer más acerca de sus filtros de la línea Polyfine, diligencie el siguiente formulario.